La prealb√ļmina s√©rica en el reconocimiento de la desnutrici√≥n hospitalariaJustificaci√≥n: La prealb√ļmina (PAB) es una prote√≠na secretora hep√°tica empleada en los ejercicios de evaluaci√≥n nutricional debido a la corta vida media y la facilidad de la determinaci√≥n anal√≠tica. La PAB puede identificar a los pacientes desnutridos en riesgo de complicarse y fallecer tras cirug√≠a electiva. Objetivo: Evaluar el comportamiento de la PAB como indicador de la desnutrici√≥n hospitalaria. Dise√Īo del estudio: Prospectivo, longitudinal, anal√≠tico. Serie de estudio: Ochenta y siete pacientes (Hombres: 55.1%; Edades >= 60 a√Īos: 41.3%; Estad√≠a hospitalaria: 14.9 -/+ 22.1 d√≠as; Tasa de mortalidad: 14.9%) atendidos en el Hospital Cl√≠nico-quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba) entre Septiembre del 2014 y Diciembre del 2015 (ambos inclusive); y que estuvieron sujetos a intervenci√≥n nutricional. Material y m√©todo: Se examinaron la naturaleza y la fuerza de las asociaciones entre la PAB s√©rica, por un lado, y la estad√≠a hospitalaria y la mortalidad, por el otro. Resultados: La PAB promedio a la admisi√≥n del paciente fueron de 0.11 -/+ 0.07 g.L-1. El 82.7% de los enfermos se present√≥ con PAB < 0.2 g.L-1. Los valores basales de la PAB fueron independientes del √ćndice de Masa Corporal (IMC), o el puntaje asignado mediante la Encuesta Subjetiva Global (ESG). La PAB fue tambi√©n independiente de la estad√≠a hospitalaria y el riesgo de fallecer. Los valores basales de PAB se incrementaron transcurridos 3 y 7 d√≠as de la intervenci√≥n nutricional. El cambio en la PAB puede explicarse por la disminuci√≥n de la respuesta inflamatoria sist√©mica y la hipercatabolia. Conclusiones: La PAB disminuida puede distinguir a los pacientes se√Īalados para intervenci√≥n nutricional.
Yuraysi Mel√©ndez Montero, Josanne Soto Matos, Jes√ļs Barreto Peni√©, Isabel Mora D√≠az
 PDF
 
Bajo peso al nacer y salud materna. La experiencia de un policl√≠nico universitarioIntroducci√≥n: El bajo peso al nacer (BPN) constituye el principal problema de salud materno-infantil en el municipio Boyeros (La Habana, Cuba). El BPN se asocia frecuentemente con la hipertensi√≥n arterial (HTA) que aparece y progresa durante la gestaci√≥n. El peso de la mujer a la captaci√≥n del embarazo y la ganancia de peso durante la gestaci√≥n pueden tambi√©n influir sobre el peso del ni√Īo al nacer. La pr√°ctica del tabaquismo durante el embarazo tambi√©n a√Īadir√≠a otra capa a la asociaci√≥n de inter√©s. Objetivo: Determinar la naturaleza de las asociaciones entre el BPN, el estado nutricional materno, la HTA gestacional y la pr√°ctica del tabaquismo. Locaci√≥n del estudio: Policl√≠nico Universitario ‚ÄúDr. Mario Mu√Īoz Monroy‚ÄĚ (Wajay, municipio Boyeros, La Habana, Cuba). Serie de estudio: Veintid√≥s madres (Edad promedio: 24.1 ¬Ī 4.3 a√Īos) de ni√Īos nacidos a t√©rmino (Edad gestacional ‚Č• 37 semanas) de embarazos √ļnicos con BPN (peso al nacer < 2,500 g) domiciliadas en el √°rea de influencia del policl√≠nico. Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. Los casos de BPN se recuperaron de los nacimientos ocurridos en el √°rea de salud entre los meses de Enero del 2016 y Diciembre del 2016 (ambos inclusive). Se excluyeron los nacimientos m√ļltiples. Los casos de BPN representaron el 5.5 % de los ocurridos durante la ventana de observaci√≥n del estudio. M√©todos: De las historias cl√≠nicas de los nacimientos se obtuvieron la edad de la madre, el peso del reci√©n nacido, el peso a la captaci√≥n del embarazo, y la ganancia de peso durante el embarazo. Tambi√©n se obtuvieron los antecedentes de HTA (Pregestacional | Gestacional) y la pr√°ctica del tabaquismo materno durante la gestaci√≥n. Resultados: El peso promedio del ni√Īo BPN fue de 1,795.6 ¬Ī 127.0 g en el momento del nacimiento. El BPN se distribuy√≥ como sigue: Peso al nacer entre 1,001 ‚Äď 1,500 g: 27.3 %; Peso al nacer entre 1,501 ‚Äď 2,499 g: 72.7 %. El peso de la madre en la captaci√≥n del embarazo se comport√≥ como sigue: Peso insuficiente para la talla: IMC ‚ȧ 18.8 kg.m-2: 18.2 %; Peso suficiente para la talla: IMC entre 18.9 ‚Äď 25.5 kg.m-2: 31.8 %; y Peso excesivo para la talla: IMC ‚Č• 25.6 kg.m-2: 50.0 %; respectivamente. La ganancia de peso materno durante el embarazo se distribuy√≥ como sigue: Ganancia insuficiente de peso: 27.3 %; Ganancia adecuada de peso: 27.3 %; Ganancia excesiva de peso: 45.4 %; respectivamente. Los factores restantes de riesgo del BPN se comportaron como sigue: Tabaquismo materno: 68.2 %; HTA pregestacional (l√©ase tambi√©n cr√≥nica | preexistente): 22.7 %; HTA gestacional: 36.4 %. Conclusiones: En una serie de BPN se encontraron factores de riesgo maternos como la edad de la madre, el peso excesivo en el momento de la captaci√≥n del embarazo, la ganancia excesiva de peso, el tabaquismo, y la HTA.
Dagmara Martha Monagas Travieso
 PDF
 
Estado nutricional de los ancianos domiciliados en una comunidad urbana del municipio habanero de PlayaJustificaci√≥n: Cuba asiste a un importante envejecimiento demogr√°fico. La evaluaci√≥n del estado nutricional de los adultos mayores y ancianos puede ayudar a comprender las claves de la longevidad, y contribuir al establecimiento de un modelo del envejecimiento exitoso. Objetivo: Describir el estado nutricional de los ancianos domiciliados en una comunidad urbana de la ciudad-capital. Dise√Īo del estudio: Observacional, transversal, anal√≠tico. Material y m√©todo: Se obtuvieron los valores de los indicadores antropom√©tricos (Talla/Peso) y bioqu√≠micos (Alb√ļmina/Colesterol/ Conteo de Linfocitos) de 97 ancianos (Mujeres: 64.9%; Edades entre 70 ‚Äď 79 a√Īos: 87.6%) que viv√≠an sin restricciones en una comunidad urbana del municipio Playa (La Habana, Cuba), y eran atendidos en un consultorio del Policl√≠nico Comunitario Docente ‚ÄúAna Betancourt‚ÄĚ. El estado nutricional del anciano fue establecido independientemente mediante la Mini Encuesta Nutricional (MNA) descrita por Guigoz, Vellas y Barry (1996). Resultados: El √ćndice de Masa Corporal (IMC) promedio fue de 27.8 -/+ 5.3 Kg.m-2. El sobrepeso se present√≥ en el 75.3% de los ancianos. Seg√ļn el puntaje de la MNA, la mayor√≠a de ellos estaba en riesgo de desnutrirse. El IMC sostuvo asociaciones importantes con la circunferencia del brazo, el pliegue
cutáneo tricipital, el área grasa del brazo, y los  triglicéridos séricos. Los valores promedio de los indicadores bioquímicos no se apartaron de la  normalidad. Conclusiones: La población estudiada
se destac√≥ por la prevalencia del peso excesivo para la talla. La MNA puede identificar a los ancianos con depleci√≥n del m√ļsculo esquel√©tico. El IMC puede se√Īalar a los que se presentan con indicadores elevados de adiposidad corporal. La constancia de los indicadores bioqu√≠micos del estado nutricional implica poca repercusi√≥n del exceso de peso sobre el estado de salud del anciano, y puede apuntar hacia un envejecimiento satisfactorio.
Judith Cabrera González, Osvaldo Barrios Viera, Ana María Díaz-Canell, Danae Basanta Fortes
 PDF
 
Sobre la excreci√≥n urinaria de creatinina en los estados de disfunci√≥n renalJustificaci√≥n: El estado de la funci√≥n renal es determinante para la correcta disposici√≥n de los productos finales del metabolismo nitrogenado. En los enfermos nefr√≥patas cr√≥nicos, la excreci√≥n urinaria de creatinina suele estar disminuida. Esta circunstancia puede afectar la utilidad diagn√≥stica de este indicador del estado nutricional y la composici√≥n corporal. Objetivos: Determinar la posible asociaci√≥n entre la presencia de disfunci√≥n renal y la tasa de excreci√≥n urinaria de creatinina. Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. Serie de estudio: Cuatrocientos sesenta y un pacientes (Hombres: 67.0%; Edades = 60 a√Īos: 36.9%) nefr√≥patas cr√≥nicos (Estadio 3: Filtrado glomerular entre 30 ‚Äď 59 mL.minuto-1 *1.73 m-2 de superficie corporal), atendidos en el Departamento de Fisiopatolog√≠a Renal del Instituto de Nefrolog√≠a ‚ÄúDr. Abelardo Buch L√≥pez‚ÄĚ de La Habana (Cuba) entre los a√Īos 1996 y 2012. Material y m√©todo: Se obtuvieron los percentiles notables de la excreci√≥n urinaria de creatinina en los nefr√≥patas cr√≥nicos seg√ļn el sexo y la edad. La distribuci√≥n percentil encontrada fue comparada con la observada en 4,848 sujetos con funci√≥n renal preservada (Filtrado glomerular = 60 mL.minuto-1 * 1.73 m-2 de superficie corporal). Resultados: No importa el sexo ni la edad, la excreci√≥n urinaria de creatinina fue significativamente menor en el paciente nefr√≥pata cr√≥nico. El comportamiento de la excreci√≥n urinaria de creatinina seg√ļn la edad puede haber estado afectado en mayor medida por la repercusi√≥n del da√Īo renal presente. Conclusiones: La excreci√≥n urinaria de creatinina no es √ļtil como indicador del estado nutricional de los individuos con enfermedad renal cr√≥nica debido a lo err√°tico de su comportamiento, lo que impide el desarrollo de modelos predictivos efectivos.
Aymara Badell Moore, Raymed Bacallao Méndez
 PDF
 
Estado nutricional de los enfermos incluidos en un programa de hemodi√°lisis cr√≥nica: Factores de riesgo y evoluci√≥n cl√≠nicaEl estado nutricional de los pacientes con Insuficiencia Renal Cr√≥nica Terminal (IRC-T) atendidos en el Programa de Hemodi√°lisis (HD) del Servicio de Nefrolog√≠a del Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba) se estableci√≥ independientemente mediante indicadores antropom√©tricos, bioqu√≠micos y la Encuesta Subjetiva Global (ESG). Se examinaron las asociaciones entre el estado nutricional, por un lado, y las variables demogr√°ficas y cl√≠nicas del enfermo, las caracter√≠sticas del esquema de HD, y la autonom√≠a funcional. Asimismo, se evalu√≥ la influencia del estado nutricional sobre la morbilidad y la mortalidad del nefr√≥pata sujeto a tratamiento depurador cr√≥nico mediante un estudio anal√≠tico, prospectivo y transversal conducido entre Febrero del 2004 ‚Äď Febrero del 2005. El 50.0% de los pacientes recibi√≥ puntajes (B + C) de la ESG. El estado nutricional del enfermo se asoci√≥ con valores s√©ricos disminuidos de Alb√ļmina y Creatinina. El estado nutricional del paciente podr√≠a componer las influencias de noxas como la presencia de infecci√≥n, depresi√≥n y anorexia. El estado nutricional se asoci√≥ con una autonom√≠a funcional disminuida. Una mayor proporci√≥n de los desnutridos se concentr√≥ entre los pacientes con accesos venosos profundos para la administraci√≥n de la HD, y tasa de catabolismo proteico < 0.8. La tasa de mortalidad fue del 33.3%. El estado nutricional se constituy√≥ en un predictor por s√≠ mismo de mortalidad antes del a√Īo de observaci√≥n. La mortalidad fue predicha independientemente de la presencia de depresi√≥n. Es probable que en un nefr√≥pata concurran trastornos nutricionales, depresi√≥n, infecci√≥n, anorexia, y una autonom√≠a funcional disminuida, junto con valores reducidos de la Creatinina y la Alb√ļmina. Se impone una revisi√≥n de la estructura, organizaci√≥n y funcionamiento del Programa hospitalario de Hemodi√°lisis a fin de enfrentar las consecuencias ominosas de la desnutrici√≥n asociada a la IRC-T en HD.
Yuleidi Hernández Reyes, Amaury Lorenzo Clemente, Pedro Ponce Pérez, Rolando Aguiar Moreira, Guillermo Guerra Bustillo
 PDF
 
Estado de la desnutrici√≥n hospitalaria en un centro m√©dico verticalizado en la actividad quir√ļrgica y el trasplante de √≥rganosJustificaci√≥n: El CIMEQ Centro de Investigaciones M√©dico quir√ļrgicas de La Habana (Cuba) es una instituci√≥n verticalizada en la actividad quir√ļrgica y el trasplante de √≥rganos. Hasta la fecha no se tienen estimados de la frecuencia de la desnutrici√≥n hospitalaria de alcance institucional. Es probable que la desnutrici√≥n sea una comorbilidad de los enfermos atendidos en el centro. Material y m√©todo: El estado corriente de la desnutrici√≥n hospitalaria se estim√≥ mediante la Encuesta Subjetiva Global del estado nutricional de Detsky y cols. (1987); como parte de las actividades del Estudio ELAN Cubano de Desnutrici√≥n hospitalaria. Se encuestaron 65 pacientes (Hombres: 58.5%; Edades >= 60 a√Īos: 56.9%; Estad√≠a hospitalaria > 15 d√≠as: 33.9%) en los distintos servicios m√©dicos y quir√ļrgicos de la instituci√≥n entre Enero del 2012 y Diciembre del 2012. Resultados: La frecuencia de desnutrici√≥n fue del 27.7%. La desnutrici√≥n hospitalaria se concentr√≥ en los servicios de Medicina Interna, Cirug√≠a General y Ortopedia; fue prevalente entre los sujetos con una escolaridad igual o menor del sexto grado; y se asoci√≥ con el diagn√≥stico de infecci√≥n. No se pudo demostrar que la desnutrici√≥n hospitalaria se asociara con la estad√≠a hospitalaria. Conclusiones: La desnutrici√≥n hospitalaria constituy√≥ una importante comorbilidad de los pacientes atendidos en la instituci√≥n. Se deben identificar e intervenir los enfermos en riesgo incrementado de desnutrirse para preservar el estado nutricional de los mismos, y el √©xito de la terapia m√©dico-quir√ļrgica.
Aldo Alvarez Rodriguez, Digna Noriega García, Charles Hall Smith
 PDF
 
El pase de visita asistencial integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥nEl pase de visita asistencial (PVA) es un recurso educativo indispensable para la formaci√≥n de habilidades y competencias del m√©dico, a la vez que un instrumento cl√°sico de la educaci√≥n m√©dica. Confinado durante a√Īos a los escenarios hospitalarios, el PVA se conduce ahora en todos los escenarios sanitarios de la prestaci√≥n de salud de Cuba. El PVA se concibe primordialmente para que el m√©dico en formaci√≥n sea capaz de describir sint√©ticamente la situaci√≥n cl√≠nico-quir√ļrgica del paciente que asiste, junto con las intervenciones a realizar, y el correspondiente plan de seguimiento y evaluaci√≥n del impacto de las mismas. El PVA puede convertirse en una herramienta importante para exponer al m√©dico en formaci√≥n a los conocimientos de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que sean requeridos para el cumplimiento integral de las misiones asistenciales que se le encarguen en la pr√°ctica cotidiana. El PVA integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥n comprender√° las orientaciones metodol√≥gicas para la construcci√≥n de caso de los trastornos nutricionales presentes en el enfermo, la elaboraci√≥n de juicios diagn√≥sticos, de valor y pron√≥sticos sobre el trastorno nutricional encontrado, el plan terap√©utico para aminorar el impacto de tales trastornos sobre la evoluci√≥n del paciente y la respuesta terap√©utica, y la gesti√≥n sanitaria; y el programa de seguimiento de las acciones prescritas. Como le corresponde a toda actividad educativa, el profesor que gu√≠e el PVA debe recomendarle al m√©dico en formaci√≥n la literatura pertinente para la realizaci√≥n del PVA integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥n, acompa√Īada de las orientaciones metodol√≥gicas para asegurar el √©xito de esta actividad y la inculturaci√≥n de los conocimientos de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que despu√©s volcar√° en sus encargos asistenciales una vez graduado; as√≠ como la evaluaci√≥n de los resultados obtenidos.
Vilma Fundora Alvarez, Emilio Manuel Zayas Somoza, Ramón Miguelez Nodarse
 PDF
 
Valores locales de referencia para la excreci√≥n urinaria de creatinina: Una actualizaci√≥nJustificaci√≥n: La excreci√≥n urinaria de creatinina es un indicador del tama√Īo de la masa muscular esquel√©tica del ser humano. Cada gramo de creatinina que aparece en la orina equivale a 17 ‚Äď 22 kilogramos de m√ļsculo esquel√©tico. Se han derivado intervalos locales de referencia para la excreci√≥n urinaria de creatinina a partir del an√°lisis retrospectivo de las bases de datos de la Secci√≥n de Orina, Servicio de Laboratorio Cl√≠nico, Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba). Estos intervalos se han utilizado en los ejercicios de evaluaci√≥n nutricional conducidos en la instituci√≥n durante los √ļltimos 10 a√Īos. Objetivos: Actualizar los intervalos locales de referencia para la excreci√≥n urinaria de creatinina, y comprobar si han ocurrido cambios significativos en los valores predichos para los sujetos cubanos. Dise√Īo del estudio: Anal√≠tico, retrospectivo. Material y m√©todo: Se extrajeron de las bases de datos de la Secci√≥n de Orina los valores de excreci√≥n urinaria de creatinina determinados en sujetos de uno u otro sexo, con edades entre 19 ‚Äď 58 a√Īos, funci√≥n renal preservada, y peso adecuado para la talla corriente (18.5 <= √ćndice de Masa Corporal¬†<= 27.4 Kg.m-2). Se verific√≥, adicionalmente, la exactitud de la colecci√≥n de 24 horas de orina. Los valores locales de referencia para la excreci√≥n urinaria de creatinina, despu√©s de ajustados seg√ļn el sexo, se obtuvieron de la recta de regresi√≥n Creatininaorina, mg.24 horas-1 = f(Edad, Talla; theta), theta: vector de par√°metros. Resultados: La excreci√≥n urinaria de creatinina esperada para un hombre cubano de 35 a√Īos, 170 cent√≠metros de talla, y peso adecuado para la talla es de 1,217.2 mg.24 horas-1. Por su parte, la excreci√≥n urinaria de creatinina esperada para una mujer cubana de 35 a√Īos, 160 cent√≠metros de talla y peso adecuado para la talla es de 878.6 mg.24 horas-1. Los valores de referencia actualizados no fueron diferentes de los reportados previamente. Conclusiones: Los ejercicios de evaluaci√≥n nutricional y reconstrucci√≥n corporal del sujeto atendido en la instituci√≥n deben incorporar los valores locales de referencia de la excreci√≥n urinaria de creatinina expuestos en este art√≠culo.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Resumen de los contenidos del suplementoLa Fenilcetonuria (FNC) es un error cong√©nito del metabolismo del amino√°cido esencial Fenilalanina (Phe) que se distingue por un patr√≥n de herencia autos√≥mica recesiva. En Cuba existe un programa para el pesquisaje y seguimiento de esta enfermedad desde el a√Īo 1986. En este trabajo se integran los resultados de las investigaciones relacionadas con esta tem√°tica que la autora ha realizado desde el a√Īo 2000, y que aportan aspectos metodol√≥gicos, te√≥ricos y pr√°cticos -sustentados todos ellos cient√≠ficamente- relativos al tratamiento alimentario, nutrimental y metab√≥lico de los enfermos fenilceton√ļricos. El trabajo se organiz√≥ en 3 componentes diferentes. Mediante un primer componente de car√°cter retrospectivo se evalu√≥ la evoluci√≥n del enfermo fenilceton√ļrico, y se identificaron aspectos del tratamiento integral que se les brindaba que eran susceptibles de ser mejorados. El segundo componente comprendi√≥ el redise√Īo del Programa de Atenci√≥n Integral al Enfermo Fenilceton√ļrico, y la introducci√≥n de recursos, herramientas y procedimientos orientados todos ellos a la mejor√≠a de la calidad de la atenci√≥n dispensada al enfermo y los familiares. Dentro de las acciones de mejor√≠a de calidad comprendidas en este componente de innovaci√≥n tecnol√≥gica, se pueden mencionar la elaboraci√≥n de las ‚ÄúRecomendaciones Nutricionales de los Fenilceton√ļricos‚ÄĚ, la construci√≥n de una ‚ÄúTabla de Composici√≥n Aminoac√≠dica de Alimentos‚ÄĚ, esencial en la atenci√≥n dietoterap√©utica del enfermo; la redacci√≥n de un Manual con la informaci√≥n necesaria para el tratamiento dietoterape√ļtico del enfermo fenilceton√ļrico, y el seguimiento integral del mismo; la creaci√≥n del flujograma de acciones para la provisi√≥n del soporte alimentario, nutrimental y metab√≥lico adecuado para el enfermo fenilceton√ļrico; el dise√Īo e implementaci√≥n del recurso FENILRAP: un sistema interactivo de c√≥mputo basado en una hoja EXCEL de c√°lculo electr√≥nico para la planificaci√≥n de patrones diet√©ticos de bajo contenido en Phe; la introducci√≥n (por primera vez en Cuba) de la ¬†suplementaci√≥n con aceite de h√≠gado de tibur√≥n como fuente de √°cidos grasos w3 dentro de la alimentaci√≥n del enfermo fenilceton√ļrico; y el dise√Īo del ‚ÄúPlan de medidas de intervenci√≥n‚ÄĚ para la implementaci√≥n de las acciones tecnol√≥gicas desarrolladas, entre ellas, la descentralizaci√≥n de la atenci√≥n m√©dica especializada que requieren. Finalmente, el tercer componente de este trabajo incluy√≥ las acciones conducidas para la implementaci√≥n del Plan de Medidas, y la evaluaci√≥n del impacto del mismo. La aplicaci√≥n de las acciones contempladas en este trabajo ha permitido una efectividad superior en el tratamiento del enfermo fenilceton√ļrico, una mejor evoluci√≥n cl√≠nica, conductual, metab√≥lica y nutricional; y una incrementada calidad de la atenci√≥n m√©dica brindada.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Alicia Espinosa Borr√°s, Carmen Mart√≠nez Gonz√°lez, Jes√ļs Barreto Peni√©, Sergio Santana Porb√©n
 PDF
 
Marlen Ivón Castellanos Fernández, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Prevalencia de la desnutrici√≥n hospitalaria en los hospitales ‚ÄúAbel Santamar√≠a‚ÄĚ y ‚ÄúLe√≥n Cuervo Rubio‚ÄĚEn el presente trabajo se presenta la prevalencia de la Desnutrici√≥n Energ√©tica Nutrimental (DEN) observada en los hospitales ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ y ‚ÄúLe√≥n Cuervo Rubio‚ÄĚ de la provincia de Pinar del R√≠o. Se encuestaron por sorteo aleatorio simple el 25.0% de los pacientes ingresados en ambos hospitales, durante la primera quincena de marzo del 2005. El estado nutricional se estim√≥ mediante la Encuesta Subjetiva Global. La prevalencia de la desnutrici√≥n hospitalaria fue elevada: Hospital ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ: 58.58%; Hospital ‚ÄúLe√≥n Cuervo Rubio‚ÄĚ: 58.66%, respectivamente. La DEN predomin√≥ en sujetos mayores de 60 a√Īos de ambos sexos, para cualquiera de los dos hospitales. La DEN fue tambi√©n predominante en pacientes de piel negra de ambos sexos, independientemente del hospital de ingreso. La DEN fue prevalente en enfermos con bajo nivel cultural. El 66.6% de los pacientes con enfermedad neopl√°sica estaba desnutrido. Los hospitales encuestados difirieron entre s√≠ respecto de los servicios de mayor riesgo de desnutrici√≥n: Hospital ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ: Quemados, Nefrolog√≠a, Cirug√≠a General; Hospital ‚ÄúLe√≥n Cuervo Rubio‚ÄĚ: Otras especialidades m√©dicas, Medicina Interna, Cirug√≠a General. Si bien la estad√≠a promedio del enfermo en el hospital es corta, la desnutrici√≥n se increment√≥ con el tiempo de estad√≠a en las unidades.
Javier Hernández González, Willian Rodríguez Ramos, Alina Breijo Puentes, Carlos Sánchez Portela
 PDF
 
Miriela Mart√≠nez Mart√≠nez, Mercedes G√°mez Fonseca, Concepci√≥n Gonz√°lez Sab√≠n, V√≠ctor Manuel Rodr√≠guez Sosa, Tania Hidalgo Costa, Martha Elena Herrera √Ālvarez
 PDF
 
Estado nutricional de las personas con VIH/sida asistidas por el sistema de atenci√≥n ambulatoriaIntroducci√≥n: La infecci√≥n por VIH/sida influye en el estado nutricional del individuo. La desnutrici√≥n puede favorecer la progresi√≥n de la infecci√≥n retroviral, e incrementar la vulnerabilidad de la persona con VIH/sida (PVs) a los eventos que se presenten en el per√≠odo post-infeccioso, lo que condiciona la evoluci√≥n y pron√≥stico de la enfermedad. Objetivos: Evaluar la influencia del estado nutricional sobre el estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral de las PVs (Casos de sida: 44.2%; Menos de 5 a√Īos de infecci√≥n: 69.8%) que son asistidas por el Sistema cubano de Atenci√≥n Ambulatoria. Material y m√©todo: Se evalu√≥ el estado nutricional de 1,000 PVs con edades entre 24 y 59 a√Īos (Hombres: 81.7%) acogidos al Sistema de Atenci√≥n Ambulatoria, mediante un Interrogatorio orientado, el c√°lculo del IMC Indice de Masa Corporal, las cifras de Hemoglobina sangu√≠nea, y el Registro de 3 d√≠as de consumo alimentario. Resultados: Predominaron los valores normales (64.4%) y aumentados (27.8%) del IMC. La anemia afect√≥ al 66.0% de las PVs. El estado nutricional, y la frecuencia de anemia, fueron independientes del estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral. El ingreso promedio de energ√≠a y macronutrientes fue aceptable para las recomendaciones actuales. En las personas asintom√°ticas se constataron ingresos deficientes de riboflavina. El ingreso de hierro y cinc diet√©ticos fue insuficiente en las 2 categor√≠as cl√≠nicas de las PVs. Conclusiones: El estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral no influyeron sobre el estado nutricional de la PVs.
Georgina Mar√≠a Zayas Torriente, Raquel Castanedo Vald√©s, Yarissa Dom√≠nguez Aylloh, Daris In√©s Gonz√°lez Hern√°ndez, Vivian Herrera G√≥mez, Xiomara Herrera Arg√ľelles, Margarita Pav√≥n Hern√°ndez, Mar√≠a Elena D√≠az S√°nchez
 PDF
 
Pron√≥stico de muerte en los pacientes cr√≠ticamente enfermos seg√ļn el √ćndice NUTRIC de riesgo nutricionalIntroducci√≥n: La desnutrici√≥n en el paciente cr√≠ticamente enfermo comporta una alta morbimortalidad. La determinaci√≥n del riesgo nutricional servir√≠a para intervenir efectivamente en el pron√≥stico del enfermo. Objetivo: Evaluar la influencia del √≠ndice NUTRIC de riesgo nutricional sobre el pron√≥stico de muerte del paciente cr√≠tico. Locaci√≥n del estudio: Unidad de Cuidados Intermedios (UCIM), Hospital General Universitario ‚ÄúCarlos Manuel de C√©spedes‚ÄĚ (Bayamo, Granma). Dise√Īo del estudio: Prospectivo, longitudinal, con dos cortes transversales: Primer corte: Al ingreso en la UCIM; y Segundo corte: Al egreso. Serie de estudio: Ciento cuarenta y ocho pacientes (Hombres: 61.5%; Edades ‚Č• 60 a√Īos: 77.0%; APACHE II: 19 ¬Ī 6; SOFA: 5 ¬Ī 3; Ventilaci√≥n mec√°nica: 24.3%; Estad√≠a promedio en la UCIM: 11.7 ¬Ī 20.5 d√≠as) atendidos entre el 1ro de Enero y el 31 de Marzo del 2017. M√©todos: Se examinaron las asociaciones entre el √≠ndice NUTRIC y la condici√≥n al egreso (Vivo/Fallecido) del paciente. Resultados: La tasa de mortalidad por-todas-las-causas fue del 42.6%. El √≠ndice NUTRIC promedio fue de 5 ¬Ī 2. El 27.7% de los pacientes present√≥ puntajes NUTRIC ‚Č• 5. La mortalidad se asoci√≥ fuertemente con el puntaje NUTRIC: NUTRIC ‚Č• 5: Vivos: 12.9% vs. Fallecidos: 47.6% (Diferencia = +34.7;ji-cuadrado = 21.7; p < 0.05). Los pacientes con puntajes NUTRIC elevados tuvieron un riesgo mayor de fallecer (RR = 1.7; IC 95%: 1.3 ‚Äď 2.1; p < 0.05). Conclusiones: El √≠ndice NUTRIC se√Īala a los pacientes cr√≠ticamente enfermos en riesgo de fallecer.
Julia Matilde Pupo Jiménez, Julio César González Aguilera, Jorge Omar Cabrera Lavernia, Gloria Mabel Martí Garcés
 PDF
 
Comportamiento del peso corporal durante la atenci√≥n del paciente en una Unidad de QuemadosIntroducci√≥n: La p√©rdida de peso es frecuente en el paciente quemado, y puede entorpecer el proceso de cicatrizaci√≥n y curaci√≥n. Material y m√©todo: Se registr√≥ el peso corporal de 28 pacientes (Hombres: 55.0%; Edad: 45.1 ¬Ī 12.9 a√Īos; Superficie corporal quemada: 34.6 ¬Ī 17.2%; Mortalidad por-todas-las-causas: 28.6%) durante 5 semanas de estancia en la Unidad de Quemados, Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba), entre Agosto del 2009 y Enero del¬† 2013. La variaci√≥n ocurrida en el peso corporal al final de cada semana de internamiento se correlacion√≥ con la edad del paciente y la SCQ, el Conteo Total de Linfocitos (CTL) y la Alb√ļmina s√©rica, y la ocurrencia de complicaciones (muerte incluida). Los datos fueron tratados seg√ļn el principio de la ‚Äúintenci√≥n-de-tratar‚ÄĚ, anticipando diferencias en los d√≠as de estancia en la Unidad. Resultados: La variaci√≥n del peso fue de -6.2 ¬Ī 6.5 Kg (-8.0 ¬Ī 6.3%) al egreso de la Unidad. La p√©rdida de peso se observ√≥ en el 85.7% de los pacientes atendidos. La p√©rdida de peso se instal√≥ desde la primera semana de estancia en la Unidad, y progres√≥ a medida que se prolong√≥ el internamiento. La p√©rdida de peso fue independiente de la Alb√ļmina s√©rica y el CTL. La p√©rdida de peso fue tambi√©n independiente de la edad del paciente, la SCQ, la ocurrencia de complicaciones y la condici√≥n al egreso de la Unidad. Conclusiones: La p√©rdida de peso es un hallazgo prevalente en el paciente quemado, pero √©sta (aparentemente) no estuvo determinada por una mayor edad, una SCQ m√°s extensa; el comportamiento de las variables bioqu√≠micas de inter√©s nutricional, y la evoluci√≥n post-agresi√≥n. La relaci√≥n entre la variaci√≥n del peso y las variables demogr√°ficas, cl√≠nicas y bioqu√≠micas parece estar mediatizada por los protocolos de apoyo nutricional corrientemente vigentes en la Unidad de Quemados.
Luz Marina Miquet Romero, Carlos Luis Vázquez Mendoza, Rafael Rodríguez Garcell, Teddy Osmín Tamargo Barbeito
 PDF
 
Resumen de los contenidos presentados en el suplemento 2 del n√ļmero 1 (Apertura) de la RCAN

Introducci√≥n: Los pacientes con insuficiencia renal cr√≥nica (IRC) presentan frecuentemente trastornos de la composici√≥n corporal y del estado nutricional una vez se inicia la hemodi√°lisis (HD). El conocimiento de la composici√≥n corporal del nefr√≥pata, y la distribuci√≥n de los fluidos corporales, son de gran importancia para la programaci√≥n de la di√°lisis y la intervenci√≥n nutricional. La bioimpedancia el√©ctrica (BIE) multifrecuencial forma parte de los estudios no invasivos, fiables, y reproducibles que est√°n a disposici√≥n del m√©dico de asistencia para el estudio de la composici√≥n corporal. Objetivo: Evaluar la utilidad de la BIE como m√©todo de reconstrucci√≥n de la composici√≥n corporal de los pacientes con IRC en HD. Locaci√≥n del estudio: Servicio de Nefrolog√≠a, Centro de Investigaciones M√©dico-quir√ļrgicas (CIMEQ) de La Habana (Cuba). Dise√Īo del estudio: Prospectivo, explicativo, longitudinal. Se previeron dos cortes transversales: el primero al ingreso del paciente en la serie de estudio, y el segundo, a los 6 meses de seguimiento. Serie de estudio: Treinta y un pacientes nefr√≥patas (Hombres: 70.9%; Edad promedio: 47.4 ¬Ī 15.1 a√Īos; Causa de p√©rdida de la funci√≥n renal: Hipertensi√≥n arterial: 26.0%; Tiempo de permanencia en el programa HD: 78.1 ¬Ī 85.1 meses). M√©todos: En cada paciente se reconstruy√≥ la composici√≥n corporal en paralelo mediante la antropometr√≠a y la BIE multifrecuencial. Se examin√≥ la influencia de las variables demogr√°ficas y cl√≠nicas sobre los estimados de los compartimientos corporales magro y graso. Adicionalmente, los pacientes nefr√≥patas rellenaron un diario de alimentos que comprendi√≥ tanto los d√≠as-de-di√°lisis como los d√≠as-de-no-di√°lisis. Resultados: Los indicadores antropom√©tricos del estado nutricional no estaban deteriorados en la serie de estudio. El tama√Īo de los compartimientos graso y magro fue dependiente de la edad. El tama√Īo de la masa celular, y los valores de la circunferencia del brazo y el peso ‚Äúseco‚ÄĚ (registrado inmediatamente despu√©s del t√©rmino de la sesi√≥n de HD), se modificaron a medida que se prolong√≥ el tiempo de permanencia en el programa hospitalario de HD. La oferta diet√©tica de energ√≠a y prote√≠nas al paciente nefr√≥pata en HD fue inferior a las cantidades recomendadas, independientemente del d√≠a de administraci√≥n de la HD. Conclusiones: La BIE multifrecuencial puede constituir un m√©todo seguro y reproducible de evaluaci√≥n del estado nutricional del paciente nefr√≥pata con IRC en HD que complemente la informaci√≥n obtenida mediante otras herramientas y recursos.

Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Estado de la anemia en ancianas atendidas en un hogar de la ciudad de La HabanaJustificaci√≥n: La anemia representa un importante problema nutricional en ancianos atendidos en hogares especializados. Objetivo: Estimar la prevalencia de anemia en ancianas atendidas en un hogar¬† especializado. Locaci√≥n del estudio: Hogar de Ancianas ‚ÄúHermanas Giralt‚ÄĚ, La Habana (Cuba). Material y m√©todo: Los valores de hemoglobina, eritrosedimentaci√≥n, y hierro s√©rico se obtuvieron en 87 ancianas (Edad: 81.3 -/+ 9.1 a√Īos) atendidas en el hogar entre Octubre del 2013 y Diciembre del 2013 (ambos meses incluidos). Adicionalmente, se hicieron extensiones de gotas de sangre en l√°minas de vidrio para la inspecci√≥n del tama√Īo, forma y color del hemat√≠e. Anticipando la discapacidad de la anciana, el estado nutricional se determin√≥ de la circunferencia del brazo. Resultados: El 30.9% de las ancianas present√≥ valores de la CB < 21.0 cm. La frecuencia de anemia (diagnosticada ante valores de la Hemoglobina < 110 g.L-1) fue del 20.7%. El estado nutricional fue independiente de la presencia de anemia. En una cuarta parte de las ancianas se encontraron alteraciones del color del hemat√≠e, siendo la hipocrom√≠a el hallazgo prevalente. Las alteraciones del tama√Īo del hemat√≠e tambi√©n se presentaron en una cuarta parte de las ancianas estudiadas, a predominio de microcitosis y anisocitosis. El 31.7% de las ancianas ten√≠an hierro s√©rico < 10.0 umol.L-1. Conclusiones: La anemia puede afectar a una parte significativa de los ancianos atendidos en un hogar especializado. Urge la adopci√≥n de intervenciones diet√©ticas y de suplementaci√≥n mineral para la paliaci√≥n de los estados deficitarios de hierro en esta subpoblaci√≥n. Las comorbilidades que puedan afectar la absorci√≥n y utilizaci√≥n del hierro perif√©rico deben ser identificadas y corregidas adecuada y oportunamente.
Eloy Martín García, Genovevo Mesa Moreno, Adolfo González Rodríguez, Sergio Santana Porbén, Greitti Bonilla Sierra, Judith Cabreriza Ceón, Rolando Ruiz Abrahantes
 PDF
 
Cambios en las concentraciones s√©ricas de micronutrientes selectos despu√©s de cirug√≠a bari√°tricaIntroducci√≥n: La obesidad puede concurrir con estados deficitarios de micronutrientes. Estos estados deficitarios pudieran afectar la efectividad de la cirug√≠a bari√°trica. Objetivo: Examinar el status preoperatorio de micronutrientes selectos en pacientes obesos que aguardan por cirug√≠a bari√°trica. Locaci√≥n del estudio: Hospital ‚ÄúTeodoro Maldonado Carbo‚ÄĚ (Guayaquil, Guayas, Ecuador). Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. M√©todos: Se recuperaron las concentraciones s√©ricas preoperatorias de micronutrientes selectos de las historias cl√≠nicas de 180 sujetos (Hombres: 25.6%; Edad promedio: 39.1 ¬Ī 10.4 a√Īos; √ćndice de Masa Corporal: 44.3 ¬Ī 7.1 Kg.m-2) incluidos en la lista de trabajo del Servicio hospitalario de Cirug√≠a Bari√°trica (Cirug√≠a completada: 26.7%) entre 2013 ‚Äď 2015. Resultados: Se encontraron estados deficitarios de (en orden descendente) vitamina B12 (32.2%), √°cido f√≥lico (16.7%), magnesio (13.9%), hierro (10.5%), y calcio (2.8%). El status preoperatorio de los micronutrientes fue independiente del sexo y el IMC del sujeto, y del completamiento del plan quir√ļrgico. La cirug√≠a bari√°trica produjo una reducci√≥n de los valores basales de la vitamina B12, el hierro y el calcio. Conclusiones: Los estados deficitarios de micronutrientes suelen ser frecuentes entre los pacientes obesos que se presentan a una cirug√≠a bari√°trica. Estos estados deficitarios podr√≠an trasladarse a cuadros cl√≠nicos como la anemia. La cirug√≠a bari√°trica tambi√©n puede perpetuar | agravar los estados deficitarios preoperatorios.
Cecilia Arteaga Pazmi√Īo, Gabriela Jir√≥n Rodr√≠guez, Victor Hugo Sierra Nieto, Guisella Soriano, Diana Mar√≠a Fonseca P√©rez, Ludwig Roberto √Ālvarez C√≥rdova
 PDF
 
Estado nutricional de los ni√Īos atendidos en una consulta especializada en nutrici√≥n en la ciudad capital de Guinea EcuatorialIntroducci√≥n: La alimentaci√≥n adecuada, junto con la lactancia materna (LM), durante los primeros a√Īos de vida del ni√Īo, son necesarias para asegurar el estado nutricional, y con ello, el estado de salud. Objetivo: Describir el estado nutricional de los ni√Īos con edades entre 0 ‚Äď 2 a√Īos atendidos en una Consulta especializada en Nutrici√≥n de Guinea Ecuatorial. Locaci√≥n del estudio: Consulta de Nutrici√≥n del Hospital de Especialidades de Malabo (Guinea Ecuatorial). Dise√Īo del estudio: Prospectivo, transversal, descriptivo. Serie de estudio: Noventa y dos ni√Īos (Varones: 42.4%) con edades entre 0 ‚Äď 2 a√Īos atendidos ambulatoriamente entre Enero del 2017 y Enero del 2018 (ambos inclusive). M√©todos: Las mediciones antropom√©tricas hechas en el ni√Īo fueron estandarizadas como puntajes Z y calificadas nutricionalmente seg√ļn los est√°ndares de crecimiento y desarrollo provistos por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS). Se examinaron, adem√°s, la pr√°ctica de la LM, la alimentaci√≥n complementaria, y las formas en las que el ni√Īo es alimentado. Resultados: Los valores alterados de las mediciones antropom√©tricas se distribuyeron como sigue: Valores disminuidos de la longitud supina para la edad: 14.1%; Valores disminuidos del peso para la edad: 28.3%; y Valores disminuidos del √ćndice de Masa Corporal para la edad: 30.4¬∑%; respectivamente. El comportamiento de los fenotipos nutricionales fue independiente del sexo del ni√Īo. La plausibilidad de los datos impidi√≥ examinar la influencia de la edad del ni√Īo sobre el comportamiento del indicador antropom√©trico. El estado de la lactancia fue como sigue: LM exclusiva: 7.7%; LM complementaria: 48.9%; Lactancia artificial: 43.5%; respectivamente. Los alimentos diferentes de la leche se hab√≠an introducido en la mitad de los ni√Īos. El 67.4% de ellos hab√≠a sido destetado antes de los 6 meses de edad. Conclusiones: La desnutrici√≥n es frecuente entre los ni√Īos atendidos en una Consulta hospitalaria de Nutrici√≥n. La LM se ha abandonado en una proporci√≥n importante de ellos. Los alimentos diferentes de la leche se introducen antes de los 6 meses de vida extrauterina.
Lilian Esther Ruiz Gonz√°lez, Inmaculada Nse Elo
 PDF
 
Aime González Santiesteban, Lázaro Velazco Brito, Diana María Díaz-Canel Navarro, Judith Cabrera González
 PDF
 
¬ŅPuede la intervenci√≥n nutricional modificar la funci√≥n pulmonar en el ni√Īo con Fibrosis Qu√≠stica?Objetivo: Se evalu√≥ la relaci√≥n que pudiera existir entre el estado nutricional del ni√Īo aquejado de Fibrosis qu√≠stica (FQ) y el Volumen M√°ximo Espirado en el primer segundo (FEV1) mediante un estudio longitudinal, prospectivo y anal√≠tico hecho con 12 pacientes de 11.2 ¬Ī 3.1 a√Īos de edad (Varones: 50.0%). Dise√Īo del estudio, pacientes y m√©todos: De cada ni√Īo se obtuvieron la Estatura y el peso, y el FEV1. Los ni√Īos fueron evaluados a la inclusi√≥n en el estudio, y transcurridos 12 meses. El estado nutricional se determin√≥ de la afectaci√≥n aislada/concurrente de la Estatura y el √ćndice de Masa Corporal (IMC). Se evalu√≥ la dependencia del valor basal de FEV1 respecto del estado nutricional del ni√Īo FQ. Se evalu√≥ tambi√©n el cambio en el FEV1 al a√Īo de observaci√≥n respecto del cambio ocurrido en el mismo lapso de tiempo en la Estatura y el IMC. Resultados: La frecuencia de desnutrici√≥n en la serie de estudio fue del 33.3%. Los valores basales de FEV1 fueron de 52.8 ¬Ī 13.2%. No se observaron diferencias en los valores basales de FEV1 respecto del estado nutricional del ni√Īo con FQ. No se comprob√≥ mejor√≠a del FEV1 despu√©s de 12 meses de intervenci√≥n, a pesar de que los ingresos diet√©ticos fueron mayores del 90% de las recomendaciones prescritas. El cambio observado en el FEV1 fue independiente del cambio en el indicador antropom√©trico empleado para describir el estado nutricional del ni√Īo con FQ. Los ni√Īos con FQ que sufrieron un mayor n√ļmero de exacerbaciones durante la ventana de observaci√≥n del estudio mostraron la mayor afectaci√≥n del FEV1 al cierre del estudio. Conclusiones: Es probable que las exacerbaciones de la enfermedad FQ afecten la reserva respiratoria del ni√Īo, incrementen el trabajo ventilatorio, y provoquen el desv√≠o de la energ√≠a depositada corporalmente para sostener la mec√°nica respiratoria, en detrimento de los procesos de crecimiento y acreci√≥n tisular.
Rafael Jiménez García, Juan Bautista García Sánchez, Manuel Rojo Concepción, Rosa Salup Díaz, Nadiezhda Lavandero Morales
 PDF
 
Variaci√≥n del peso corporal del ni√Īo enfermo durante la hospitalizaci√≥nIntroducci√≥n: El desconocimiento del comportamiento del estado nutricional de la poblaci√≥n pedi√°trica hospitalaria puede afectar la morbimortalidad¬† institucional. Objetivo: Registrar la variaci√≥n que ocurre en el peso corporal del ni√Īo durante la hospitalizaci√≥n. Dise√Īo del estudio: Longitudinal, observacional, anal√≠tico. Serie de estudio: Doscientos treinta y cuatro ni√Īos de ambos sexos con edades >= 1 a√Īo ingresados durante m√°s de 24 horas en el Hospital Pedi√°trico Universitario ‚ÄúWilliam Soler‚ÄĚ (La Habana, Cuba) entre Febrero del 2013 y Abril del 2014 (ambos meses incluidos). M√©todos: La variaci√≥n en el peso corporal se obtuvo de los kilogramos de diferencia entre los valores observados en el egreso y el ingreso. La variaci√≥n en el peso se ajust√≥ seg√ļn el sexo, la edad, el servicio de ingreso, el problema de salud (Quir√ļrgico/No quir√ļrgico), y los d√≠as de estad√≠a hospitalaria. Resultados: La variaci√≥n promedio en el peso corporal fue de -1.89 -/+ 3.01%. El 51.9% de los ni√Īos estudiados no experiment√≥ variaci√≥n en el peso corporal durante la hospitalizaci√≥n. La variaci√≥n en el peso corporal fue dependiente de la edad del ni√Īo y el estado nutricional al ingreso. Los ni√Īos con estad√≠as hospitalarias prolongadas mostraron p√©rdidas¬† pronunciadas de peso. Conclusiones: Durante la hospitalizaci√≥n puede ocurrir p√©rdida de peso, aunque la interpretaci√≥n de la cuant√≠a de la misma y la repercusi√≥n sobre la conducta terap√©utica depende de la edad del ni√Īo, el estado nutricional, las caracter√≠sticas del servicio que lo acoge, y la estad√≠a hospitalaria.
Sandra Medina Rojas, Lázaro Alfonso Novo, Sergio Santana Porbén, Oramis Sosa Palacios
 PDF
 
Estado nutricional del paciente trasplantado renal. Asociaci√≥n con la funci√≥n del injerto renal, la insulinorresistencia y las complicaciones metab√≥licasSe exploraron las asociaciones entre el estado nutricional de 60 pacientes trasplantados renales y la vitalidad del injerto renal, la presencia de insulinorresistencia y la ocurrencia de complicaciones metab√≥licas. El 21.8% de los pacientes estaba desnutrido, mientras que la obesidad afect√≥ el 26.6%. Los pacientes desnutridos mostraron los valores menores de Alb√ļmina, Colesterol y Hemoglobina, junto con las cifras mayores de Triglic√©ridos. La desnutrici√≥n se asoci√≥ con una funci√≥n disminuida del injerto renal: el filtrado glomerular observado en los desnutridos fue de 26.4 ¬Ī 12.1 L.minuto-1, y la Creatinina s√©rica fue de 304.0 ¬Ī 62.3 mmol.L-1. En todos los trasplantados se constat√≥ la presencia de insulinorresistencia tras la observaci√≥n de niveles s√©ricos elevados de insulina 2 horas despu√©s de una sobrecarga de glucosa y valores altos del √≠ndice HOMA-R. Las complicaciones metab√≥licas se concentraron en los trasplantados obesos: el 100.0% de ellos present√≥ hipertensi√≥n arterial, el 75.0% mostr√≥ hipercolesterolemia; y el 37.5% diabetes post-trasplante. Por el contrario, la hipertrigliceridemia¬† afect√≥ primordialmente al 53.8% de los trasplantados renales. El trasplantado renal puede mostrar fenotipos nutricionales polares, en relaci√≥n con factores patog√©nicos como la funci√≥n disminuida del injerto renal y la presencia de insulinorresistencia. Estos fenotipos nutricionales pueden contribuir a la aparici√≥n de fen√≥menos metab√≥licos, como la hipertensi√≥n arterial, las dislipidemias y la diabetes post trasplante. El estado nutricional del trasplantado renal debe ser seguido sistem√°tica y regularmente por el equipo b√°sico de trabajo, a fin de detectar y corregir inmediatamente los trastornos nutricionales que se presenten, debido a la implicaci√≥n metab√≥lica de los mismos.
Gerardo Borroto D√≠az, Maricela Barcel√≥ Acosta, Carlos Guerrero D√≠az, Jes√ļs Barreto Penie
 PDF
 
Repercusi√≥n de la citorreducci√≥n tumoral sobre el estado nutricional del pacienteJustificaci√≥n: La citorreducci√≥n tumoral puede afectar el estado nutricional del enfermo, a la vez que precipitar la aparici√≥n de trastornos nutricionales. Una vez presente, la desnutrici√≥n puede ser causa de complicaciones, y efectividad disminuida de la respuesta terap√©utica. Objetivo: Determinar la repercusi√≥n del tratamiento citorreductor sobre el estado nutricional del paciente. Dise√Īo del estudio: Prospectivo, longitudinal, con 2 cortes transversales. Serie de estudio: Veintinueve pacientes (Hombres: 69.0%; Edad: 63.5 -/+ 11.9 a√Īos; Locaci√≥n prevalente del tumor: Tubo digestivo: 55.2%; Estadio de la enfermedad: Estadio IV: 41.4%; Cirug√≠a previa: 31.0%) que asistieron a la Consulta ambulatoria del Servicio de Nutrici√≥n Cl√≠nica del Hospital ‚ÄúDr. Luis D√≠az Soto‚ÄĚ (La Habana, Cuba); como parte de un protocolo de¬† quimioterapia citorreductora entre Agosto del 2014 y Agosto del 2015. Resultados: Dieciocho pacientes completaron el tratamiento citorreductor. La tasa de supervivencia fue del 79.3%. A la inclusi√≥n en el estudio, el estado de los indicadores nutricionales fue como sigue (en orden descendente): Circunferencia del brazo < Punto de corte: 34.5%; Conteo global de linfocitos < 1500 c√©lulas.mm-3: 24.1%; Colesterol s√©rico: 24.1%; Alb√ļmina s√©rica: 24.1%; e √ćndice de
Masa Corporal (IMC) < 18.5 Kg.m-2: 17.2%;  respectivamente. La quimioterapia citorreductora (co-administrada o no con radioterapia) no afectó significativamente el comportamiento de los indicadores nutricionales empleados cuando la serie de estudio se
restringió a aquellos que completaron el tratamiento. Conclusiones: La citorreducción tumoral no afecta el estado nutricional de aquellos pacientes que completan el protocolo prescrito de quimioterapia.
Darlene Guedes Rodríguez, David Orlando León Pérez, Teresa Pedroso Garriga
 PDF
 
Elementos 26 - 50 de 52 << < 1 2 3 > >> 

Consejos de b√ļsqueda:

  • Los t√©rminos de b√ļsqueda no distinguen entre may√ļsculas y min√ļsculas
  • Las palabras comunes ser√°n ignoradas
  • Por defecto, s√≥lo aquellos art√≠culos que contengantodos los t√©rminos en consulta, ser√°n devueltos (p. ej.: Y est√° impl√≠cito)
  • Combine m√ļltiples palabras conO para encontrar art√≠culos que contengan cualquier t√©rmino; p. ej., educaci√≥n O investigaci√≥n
  • Utilice par√©ntesis para crear consultas m√°s complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -pol√≠tica en l√≠nea o NO pol√≠tica en l√≠nea
  • Utilice * en un t√©rmino como comod√≠n para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad har√° que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociol√≥gico" o "social"