Estado nutricional de los niños menores de 5 años de edad encuestados en dos municipios de la provincia ArtemisaIntroducción: Los niños menores de 5 años atraviesan un proceso de rápidos cambios en el crecimiento y desarrollo, solo comparable al que después experimentan los adolescentes. Por estas razones (junto con otras) los niños menores de 5 años se encuentran en riesgo permanente de desórdenes nutricionales. Objetivo: Evaluar el estado nutricional de los niños menores de 5 años de edad domiciliados en dos municipios de la provincia Artemisa. Locación del estudio: Municipios Guanajay y Candelaria (Provincia Artemisa, Cuba). El municipio Guanajay cuenta con 1,408 niños menores de 5 años de edad (cantidad que representa el 5.0 % de la población del municipio). Por su parte, en el municipio Candelaria se cuentan 1,234 niños en este subgrupo etario (lo que equivale al 5.8 % de la población asentada en el municipio). Diseño del estudio: Transversal, descriptivo. Serie de estudio: Ciento sesenta y siete niños (Varones: 55.1 %) con edades entre 0 – 5 años (Entre 0 – 2 años: 67.1 % vs. Entre 2 – 5 años: 32.9 %): Municipio Guanajay: 101 niños (60.5 %) vs. Municipio Candelaria: 66 niños (39.5 %). Métodos: El estado nutricional del niño se evaluó de los valores corrientes de la longitud supina (edades entre 0 – 2 años), la talla (edades entre 2 – 5 años), el peso, y el Índice de Masa Corporal (IMC) ajustados según el sexo y la edad. Resultados: De acuerdo con la longitud supina | talla del niño para la edad, la serie de estudio se distribuyó como sigue: ≤ percentil 3: 24.4 %; > percentil 3 – percentil 90: 64.8 %; > percentil 90: 10.7 %. El peso se comportó según la edad como se muestra a continuación: ≤ percentil 3: 2.4 %; > percentil 3 – percentil 90: 82.7 %; > percentil 90: 14.9 %. Por otro lado, el peso se distribuyó según el sexo y la longitud supina | talla del niño de la manera siguiente: ≤ percentil 3: 4.8 %; > percentil 3 – percentil 90: 60.7 %; > percentil 90: 34.5 %. Por último, el IMC para la edad se comportó como sigue: ≤ percentil 3: 2.4 %; > percentil 3 – percentil 90: 66.1 %; > percentil 90: 31.5 %. Conclusiones: La cuarta parte de los niños exhibía afectación del crecimiento lineal. La tasa de malnutrición por defecto (léase también desnutrición energético-nutrimental) fue menor del 5 %. Sin embargo, el exceso de peso y la obesidad estaban presentes en la tercera parte de los niños examinados. Los niños con edades entre 0 – 5 años están afectados por fenotipos nutricionales polares.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Estado de los cuidados alimentarios y nutricionales en el Hospital Docente “General Calixto García Íñiguez” de La HabanaIntroducción: La pervivencia de la desnutrición hospitalaria como problema de salud institucional podría deberse a la forma en que se conducen los cuidados alimentarios y nutricionales en los pacientes que así lo requieren. Objetivo: Describir cómo se administran los cuidados alimentarios y nutricionales a los pacientes atendidos en un hospital general universitario. Material y método: Las historias clínicas de 100 pacientes (Hombres: 54.0%; Edades ≥ 60 años: 40.0%; Estadía ≥ 15 días: 28.0%) que se encuestados entre Noviembre del 2014 y Noviembre del 2015 (ambos inclusive) en las distintas salas del Hospital Docente “General Calixto García Íñiguez” (Cirugía General: 29.0%; Medicina Interna: 28.0%) durante la segunda edición del Estudio ELAN (Tasa de desnutrición: 32.0%) fueron auditadas para describir los ejercicios hospitalarios de evaluación nutricional, suplementación oral, y nutrición artificial. Resultados: El 15.0% de los pacientes encuestados llenaba alguna indicación de apoyo nutricional (mediana de 11 categorías; valores extremos: 1.0 – 73.3%). No obstante la tasa corriente de desnutrición hospitalaria, en menos de la mitad de las historias clínicas estaba anotado el estado nutricional del enfermo, mientras que solo en la mitad de ellas estaban registrados los valores al ingreso de la talla y el peso corporal. La suplementación oral no fue considerada como una opción de cuidado nutricional, a pesar de que la quinta parte de los pacientes encuestados podría haberse beneficiado de ella. La tasa de uso de la Nutrición artificial fue del 5.6%. Conclusiones: El estado actual de la desnutrición contrasta con la pobre tasa de uso de los cuidados nutricionales brindados al paciente durante la hospitalización. Recomendaciones: Urge una política de alcance institucional que establezca, gestione y eduque a los equipos de trabajo en las “Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición” del paciente hospitalizado.
Luis Garcés García-Espinosa, Darilys Argüelles Barreto, Lisandra Cabrera Valdés, Dayamí De la Cruz Hernández, Edel De la Guardia Leyva
 PDF
 
Elementos 51 - 52 de 52 << < 1 2 3 

Consejos de búsqueda:

  • Los términos de búsqueda no distinguen entre mayúsculas y minúsculas
  • Las palabras comunes serán ignoradas
  • Por defecto, sólo aquellos artículos que contengantodos los términos en consulta, serán devueltos (p. ej.: Y está implícito)
  • Combine múltiples palabras conO para encontrar artículos que contengan cualquier término; p. ej., educación O investigación
  • Utilice paréntesis para crear consultas más complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -política en línea o NO política en línea
  • Utilice * en un término como comodín para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad hará que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociológico" o "social"