Lucía de Nobili
 PDF
 
Nutrici√≥n enteral del paciente con afecciones oncopedi√°tricas personalizada en el hogarAntecedentes: La Nutrici√≥n enteral es indudablemente el m√©todo de elecci√≥n en el apoyo nutricional artificial, en virtud de su car√°cter fisiol√≥gico y la amplitud de escenarios en donde puede administrarse. Objetivo: Conocer el impacto de una metodolog√≠a para la¬† proyecci√≥n comunitaria de la Nutrici√≥n enteral hospitalaria sobre indicadores selectos del estado nutrimental y metab√≥lico de ni√Īos con afecciones onco-hematol√≥gicas. Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. Pacientes: Diecis√©is ni√Īos (Enfermedades linfoproliferativas: 11; Tumores s√≥lidos: 5) atendidos entre Enero del 2013 y Enero del 2014 en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ, La Habana (Cuba) seg√ļn el r√©gimen de nutrici√≥n enteral personalizada en el domicilio. M√©todos: Se evalu√≥ el cambio en los indicadores antropom√©tricos y bioqu√≠micos selectos del estado nutricional del ni√Īo ocurrido al a√Īo de la admisi√≥n en el mismo. Resultados: Los ni√Īos con tumores s√≥lidos mostraron inicialmente mayores p√©rdidas de peso y menores ingresos energ√©ticos. Se¬† observ√≥ mejor√≠a del estado nutricional en ambos subgrupos, y ganancia significativa de peso: Enfermedades linfo-proliferativas: 3.6 -/+ 1.4 Kg vs. Tumores s√≥lidos: 1.3 -/+ 0.4 Kg. La colocaci√≥n de una gastrostom√≠a seguida de la administraci√≥n de f√≥rmulas artesanales complementadas con soluciones polim√©ricas est√°ndar fue el esquema m√°s efectivo de apoyo nutricional, y con el que se consigui√≥ una mayor ganancia de peso. Conclusiones: El soporte enteral personalizado en el hogar mejora efectivamente el estado nutricional del ni√Īo con enfermedades¬† oncol√≥gicas.
Rafael Jiménez García, José Valdés Marín, Lázaro Alfonso Novo, Sergio Santana Porbén, Raquel Fernández, Loreta Peón Bertot, Orestes Chagues Leiva, Jorge Luis Pedraye Mantilla, María Caridad González Carrasco
 PDF
 
Estado nutricional de los ni√Īos atendidos en una consulta especializada en nutrici√≥n en la ciudad capital de Guinea EcuatorialIntroducci√≥n: La alimentaci√≥n adecuada, junto con la lactancia materna (LM), durante los primeros a√Īos de vida del ni√Īo, son necesarias para asegurar el estado nutricional, y con ello, el estado de salud. Objetivo: Describir el estado nutricional de los ni√Īos con edades entre 0 ‚Äď 2 a√Īos atendidos en una Consulta especializada en Nutrici√≥n de Guinea Ecuatorial. Locaci√≥n del estudio: Consulta de Nutrici√≥n del Hospital de Especialidades de Malabo (Guinea Ecuatorial). Dise√Īo del estudio: Prospectivo, transversal, descriptivo. Serie de estudio: Noventa y dos ni√Īos (Varones: 42.4%) con edades entre 0 ‚Äď 2 a√Īos atendidos ambulatoriamente entre Enero del 2017 y Enero del 2018 (ambos inclusive). M√©todos: Las mediciones antropom√©tricas hechas en el ni√Īo fueron estandarizadas como puntajes Z y calificadas nutricionalmente seg√ļn los est√°ndares de crecimiento y desarrollo provistos por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS). Se examinaron, adem√°s, la pr√°ctica de la LM, la alimentaci√≥n complementaria, y las formas en las que el ni√Īo es alimentado. Resultados: Los valores alterados de las mediciones antropom√©tricas se distribuyeron como sigue: Valores disminuidos de la longitud supina para la edad: 14.1%; Valores disminuidos del peso para la edad: 28.3%; y Valores disminuidos del √ćndice de Masa Corporal para la edad: 30.4¬∑%; respectivamente. El comportamiento de los fenotipos nutricionales fue independiente del sexo del ni√Īo. La plausibilidad de los datos impidi√≥ examinar la influencia de la edad del ni√Īo sobre el comportamiento del indicador antropom√©trico. El estado de la lactancia fue como sigue: LM exclusiva: 7.7%; LM complementaria: 48.9%; Lactancia artificial: 43.5%; respectivamente. Los alimentos diferentes de la leche se hab√≠an introducido en la mitad de los ni√Īos. El 67.4% de ellos hab√≠a sido destetado antes de los 6 meses de edad. Conclusiones: La desnutrici√≥n es frecuente entre los ni√Īos atendidos en una Consulta hospitalaria de Nutrici√≥n. La LM se ha abandonado en una proporci√≥n importante de ellos. Los alimentos diferentes de la leche se introducen antes de los 6 meses de vida extrauterina.
Lilian Esther Ruiz Gonz√°lez, Inmaculada Nse Elo
 PDF
 
Suplementaci√≥n con soluciones parenterales de amino√°cidos en el tratamiento del bajo peso fetalSe realiz√≥ un ensayo cl√≠nico abierto, no aleatorizado, con 265 embarazadas atendidas en el Hospital Docente Materno Infantil ‚Äú10 de Octubre‚ÄĚ, entre el 1¬ļ de enero de 2005 y el 31 de diciembre del 2006, a fin de evaluar la utilidad y seguridad de la infusi√≥n perif√©rica de soluciones de amino√°cidos al 10% en el tratamiento de la afectaci√≥n del crecimiento fetal y la anemia anteparto. El grupo estudio qued√≥ formado por 142 embarazadas a las que se les administr√≥ hasta 3 ciclos de soluciones parenterales de amino√°cidos al 10% a trav√©s de un acceso venoso perif√©rico. El grupo control qued√≥ conformado por 125 embarazadas con caracter√≠sticas demogr√°ficas y cl√≠nicas similares, y que fueron solamente monitoreadas durante el per√≠odo de observaci√≥n. El tratamiento evaluado disminuy√≥ el riesgo de bajo peso al nacer (RR) en 10 veces (IC 95%: 10.0 ‚Äď 20.1), con una reducci√≥n absoluta del riesgo (RAR) del 39.7%, mientras que el n√ļmero necesario a tratar (NNT) fue de 3. El tratamiento evaluado tambi√©n disminuy√≥ el riesgo de ocurrencia de anemia (RR = 3.5; IC 95%: 2.1 ‚Äď 5.8; RAR = 29.6%; NNT = 4). La infusi√≥n de las soluciones de amino√°cidos al 10% a trav√©s de un acceso perif√©rico fue m√°s efectiva mientras m√°s tempranamente se inici√≥ el tratamiento, y mientras se pudieron ofrecer los ciclos de tratamiento, seg√ļn requerimientos individuales. El tratamiento propuesto fue seguro, y se contabilizaron pocas reacciones adversas. Se emiten recomendaciones sobre la introducci√≥n de esta pr√°ctica terap√©utica despu√©s de una ponderaci√≥n cuidadosa de los resultados del ensayo cl√≠nico.
Norma Silva Leal, Jorge René Fernández Mansó, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Luis Garcés García-Espinosa
 PDF
 
Samuel Coronel N√ļ√Īez, Maricarmen Menchaca Luna, Isabel Pineda Sales, Soraida D√≠az Fond√©n, Rafael D√≠az Garc√≠a, Jorge Joel Reyes M√©ndez, Mar√≠a Eugenia Vera Herrera
 PDF
 
La investigaci√≥n cient√≠fica en nutrici√≥n cl√≠nica y hospitalariaLa investigaci√≥n cient√≠fica es la actividad intelectual estructurada orientada tanto a la b√ļsqueda de nuevos conocimientos como la soluci√≥n de problemas. En el caso particular de la Nutrici√≥n cl√≠nica y hospitalaria, el nutricionista enfrenta el reto principal de exponer la magnitud y las ramificaciones de la desnutrici√≥n hospitalaria como problema de salud en el entorno de desempe√Īo, as√≠ como la utilidad y la seguridad de los esquemas de intervenci√≥n/repleci√≥n nutricional que se conduzcan en el enfermo. Estas problem√°ticas solo pueden resueltas mediante la aplicaci√≥n del m√©todo cient√≠fico, que implica el recorrido a trav√©s del algoritmo Formulaci√≥n de preguntas -> Conversi√≥n en Hip√≥tesis de trabajo¬†-> Dise√Īo experimental¬†-> Conducci√≥n del dise√Īo¬†-> Obtenci√≥n de los resultados¬†-> Tratamiento estad√≠stico¬†-> Contrastaci√≥n de los resultados¬†-> Integraci√≥n en el cuerpo te√≥rico corriente¬†-> Relevancia de los resultados. La investigaci√≥n cient√≠fica no puede verse desligada de la publicaci√≥n de los resultados obtenidos en un formato estructurado, como forma primaria de intercambio con pares/terceras partes. La FELANPE Federaci√≥n Latinoamericana de Terapia Nutricional, Nutrici√≥n Cl√≠nica y Metabolismo se ha destacado por la conducci√≥n del Estudio ELAN Latinoamericano de Nutrici√≥n Hospitalaria (1999-2001), que permiti√≥ concertar los esfuerzos de las sociedades integradas en la Federaci√≥n para producir el primer diagn√≥stico regional del estado de la desnutrici√≥n hospitalaria. La experiencia del Estudio ELAN puede servir para enfrentar juntos otros retos en la Am√©rica Latina, como podr√≠a ser el impacto de las formas corrientes de provisi√≥n de cuidados nutricionales al paciente hospitalizado, y por extensi√≥n, al enfermo.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Acerca de una concepci√≥n pedag√≥gica para la formaci√≥n en Nutrici√≥n dentro de la residencia de Cuidados intensivosEn este ensayo se expone la concepci√≥n pedag√≥gica de la formaci√≥n en Nutrici√≥n del m√©dico residente en Cuidados Intensivos que se ha basado en la educaci√≥n en el trabajo como parte de la funci√≥n asistencial que √©ste desarrolla. La concepci√≥n pedag√≥gica se inscribe dentro del perfeccionamiento de la residencia en Cuidados Intensivos. El residente debe capacitarse para brindar un apoyo nutricional al paciente grave que sea adecuado e individualizado seg√ļn el estado corriente de salud, lo que supone la integraci√≥n y sistematizaci√≥n de contenidos nutricionales seleccionados a trav√©s del tr√°nsito por las etapas establecidas de ense√Īanza. Los contenidos nutricionales seleccionados deben propiciar la soluci√≥n de problemas asistenciales, a la vez que acercar al residente progresivamente al modo de actuaci√≥n profesional. A partir de los fundamentos de la concepci√≥n pedag√≥gica expuesta se ha dise√Īado una estrategia de implementaci√≥n mediante tres acciones estrat√©gicas, las cuales han llevado al redise√Īo del programa de la especialidad de Cuidados Intensivos, la reorganizaci√≥n del programa de capacitaci√≥n del colectivo pedag√≥gico de la especialidad de Cuidados Intensivos, y la implementaci√≥n de talleres de capacitaci√≥n. La factibilidad de la concepci√≥n pedag√≥gica expuesta, y de la estrategia dise√Īada de implementaci√≥n, se evaluaron mediante los criterios de expertos, y el examen de los primeros resultados obtenidas tras la puesta en pr√°ctica de los primeros elementos de las mismas.
María Esther Hernández Gigato, Luis Yoel Hernández López, Yuraicis Rivero Pérez, Diomar Cruz Izquierdo, Pablo Lorenzo Montequín
 PDF
 
Estado nutricional perioperatorio en pacientes de cirug√≠a mayor del tracto gastrointestinalLa Cirug√≠a es uno de los campos de la Medicina donde el tratamiento nutricional encuentra mayor n√ļmero de indicaciones, y en el que los cirujanos reconocen que los pacientes desnutridos constituyen un riesgo quir√ļrgico mayor. El inter√©s por la relaci√≥n entre los resultados de la actividad quir√ļrgica y el estado nutricional del paciente no es nuevo, pero no es hasta los a√Īos ochenta¬† del pasado siglo en que las investigaciones comienzan a definir la extensi√≥n y magnitud del problema, valor√°ndose cada vez con m√°s insistencia las repercusiones que la desnutrici√≥n comporta para estos enfermos. Ya en la actualidad se conoce que la desnutrici√≥n energ√©tica nutrimental aumenta la morbilidad y la mortalidad hospitalarias. Se realiz√≥ un estudio prospectivo descriptivo en pacientes adultos de ambos sexos ingresados en nuestro centro que fueron operados por distintas afecciones del tracto gastrointestinal, con el objetivo de determinar la influencia que la desnutrici√≥n energ√©tico- nutrimental tiene sobre la aparici√≥n de complicaciones postquir√ļrgicas. A todos los pacientes se les realiz√≥ una evaluaci√≥n nutricional mediante indicadores antropom√©tricos¬† y bioqu√≠micos antes de la operaci√≥n. Los resultados obtenidos afirman que el 35.0% de los enfermos tributarios de tratamiento quir√ļrgico estaban desnutridos; y que los desnutridos presentaron m√°s complicaciones cuando se compararon con aquellos que ten√≠an un buen estado nutricional. La tasa de desnutrici√≥n en los pacientes con c√°ncer fue del 45.8%. A pesar de ello, la proporci√≥n de complicaciones fue mucho mayor entre los pacientes desnutridos que no ten√≠an c√°ncer.
Adelaida Rodríguez de Miranda, Sergio Santana Porbén, Elvira Borbolla Busquets
 PDF
 
Silvina Casasola, Eduardo Manuel Ferraresi Zarranz
 PDF
 
Apoyo nutricional en la sepsisLa sepsis es una situaci√≥n cl√≠nico-metab√≥lica que comporta un elevado riesgo de mortalidad para el paciente cr√≠ticamente enfermo, pues puede desembocar en la falla m√ļltiple de √≥rganos (FOM), lo que obligar√≠a a nuevas, intensas y agresivas acciones terap√©uticas con tal de preservar la vida del enfermo. Hoy se acepta que el apoyo nutricional se integre dentro del tratamiento general del paciente en el que se ha diagnosticado la sepsis. Sin embargo, todav√≠a la intimidad del apoyo nutricional en la sepsis est√° envuelta en contradicciones y pol√©micas. El apoyo nutricional debe iniciarse solo cuando se asegure la estabilidad hemodin√°mica y del medio interno del enfermo, y la perfusi√≥n espl√°cnica. Las cantidades de nutrientes a aportar (energ√≠a incluida) se ajustar√°n a la capacidad del paciente de utilizar los mismos efectivamente. Se han identificado nutrientes que pueden influir sobre la actividad del sistema inmune, como la glutamina, los nucle√≥tidos, los oligoelementos y los √°cidos grasos w3. La v√≠a enteral debe preferirse antes que la parenteral para el aporte de los nutrientes prescritos, como complemento de los esquemas de nutrici√≥n parenteral (NP), y como estrategia de prevenci√≥n de la progresi√≥n de la FOM. Las dietas de inmunomodulaci√≥n (DIM) que incorporan glutamina y antioxidantes pudieran ser beneficiosas¬† para la supervivencia del paciente, el destete del ventilador, y el acortamiento de la estad√≠a hospitalaria. La NP debe considerarse cuando la v√≠a enteral no es suficiente para satisfacer los requerimientos nutrimentales del paciente. Se han formulado preparaciones de dip√©ptidos de glutamina y emulsiones de l√≠pidos que incorporan aceites de pescado de las que se espera permitan un mejor tratamiento de la sepsis, pero los resultados acumulados han sido contradictorios, e incluso contraproducentes. La suplementaci√≥n parenteral con selenio en la sepsis ha sido discutida, pero no se han podido demostrar los beneficios del aporte de cantidades suprafisiol√≥gicas de este oligoelemento. El apoyo nutricional en la sepsis debe evolucionar para no solo satisfacer los requerimientos nutricionales del enfermo y vehicular nutrientes de forma efectiva, sino tambi√©n modificar la respuesta del hu√©sped a la sepsis y la actividad del sistema inmune y prevenir las complicaciones de la sepsis.
Andrés Martinuzzi
 PDF
 
Estado de los cuidados alimentarios y nutricionales en el Hospital Docente ‚ÄúGeneral Calixto Garc√≠a √ć√Īiguez‚ÄĚ de La HabanaIntroducci√≥n: La pervivencia de la desnutrici√≥n hospitalaria como problema de salud institucional podr√≠a deberse a la forma en que se conducen los cuidados alimentarios y nutricionales en los pacientes que as√≠ lo requieren. Objetivo: Describir c√≥mo se administran los cuidados alimentarios y nutricionales a los pacientes atendidos en un hospital general universitario. Material y m√©todo: Las historias cl√≠nicas de 100 pacientes (Hombres: 54.0%; Edades ‚Č• 60 a√Īos: 40.0%; Estad√≠a ‚Č• 15 d√≠as: 28.0%) que se encuestados entre Noviembre del 2014 y Noviembre del 2015 (ambos inclusive) en las distintas salas del Hospital Docente ‚ÄúGeneral Calixto Garc√≠a √ć√Īiguez‚ÄĚ (Cirug√≠a General: 29.0%; Medicina Interna: 28.0%) durante la segunda edici√≥n del Estudio ELAN (Tasa de desnutrici√≥n: 32.0%) fueron auditadas para describir los ejercicios hospitalarios de evaluaci√≥n nutricional, suplementaci√≥n oral, y nutrici√≥n artificial. Resultados: El 15.0% de los pacientes encuestados llenaba alguna indicaci√≥n de apoyo nutricional (mediana de 11 categor√≠as; valores extremos: 1.0 ‚Äď 73.3%). No obstante la tasa corriente de desnutrici√≥n hospitalaria, en menos de la mitad de las historias cl√≠nicas estaba anotado el estado nutricional del enfermo, mientras que solo en la mitad de ellas estaban registrados los valores al ingreso de la talla y el peso corporal. La suplementaci√≥n oral no fue considerada como una opci√≥n de cuidado nutricional, a pesar de que la quinta parte de los pacientes encuestados podr√≠a haberse beneficiado de ella. La tasa de uso de la Nutrici√≥n artificial fue del 5.6%. Conclusiones: El estado actual de la desnutrici√≥n contrasta con la pobre tasa de uso de los cuidados nutricionales brindados al paciente durante la hospitalizaci√≥n. Recomendaciones: Urge una pol√≠tica de alcance institucional que establezca, gestione y eduque a los equipos de trabajo en las ‚ÄúBuenas Pr√°cticas de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n‚ÄĚ del paciente hospitalizado.
Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Darilys Arg√ľelles Barreto, Lisandra Cabrera Vald√©s, Dayam√≠ De la Cruz Hern√°ndez, Edel De la Guardia Leyva
 PDF
 
Estado del apoyo nutricional en el Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚEn este art√≠culo se presenta el estado actual de los cuidados nutricionales brindados a los pacientes atendidos en el Hospital Cl√≠nico-Quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ, estimado de la Encuesta de Nutrici√≥n Hospitalaria (ENH), dentro del Estudio de Desnutrici√≥n Hospitalaria (Estudio ELAN-Ameijeiras). El Estudio ELAN-Ameijeiras devolvi√≥ una tasa de desnutrici√≥n del 35.9%. Sin embargo, el diagn√≥stico de desnutrici√≥n se reflej√≥ solamente en el 1.9% de las historias cl√≠nicas revisadas. No se pudo demostrar que los equipos b√°sicos de trabajo aplicaran los procedimientos y las t√©cnicas recomendadas para la evaluaci√≥n nutricional del paciente hospitalizado. S√≥lo recibieron alg√ļn tipo de apoyo nutricional: el 37.0% de los pacientes que ten√≠an v√≠a oral suspendida; el 8.9% de los que ten√≠an ayunos >= 5 d√≠as; el 13.3% de los que ten√≠an p√©rdida de peso¬†>= 20.0%; el 8.1% de los que ten√≠an estad√≠as hospitalarias¬†>= 15 d√≠as; el 12.8% de los que ten√≠an un diagn√≥stico de sepsis; el 13.9% de los que ten√≠an un diagn√≥stico de c√°ncer; el 7.0% de los que acumulaban¬†>= 5 d√≠as de evoluci√≥n post-operatoria; ninguno de los que presentaban falla org√°nica cr√≥nica; y el 11.6% de los que recibieron un puntaje B/C despu√©s de conducida la Encuesta Subjetiva Global (ESG). El estado actual del apoyo nutricional al paciente hospitalizado podr√≠a explicar la tasa de desnutrici√≥n documentada en el hospital, y debe obligar al dise√Īo y urgente implementaci√≥n de programas de intervenci√≥n alimentaria, nutrimental y metab√≥lica en los hospitales encuestados, en vista de los efectos delet√©reos del desmedro nutricional sobre los resultados √ļltimos de las acciones m√©dico-quir√ļrgicas y la calidad y los costos de la atenci√≥n m√©dica.
Sergio Santana Porb√©n, Jes√ļs Barreto Peni√©, Carmen Mart√≠nez Gonz√°lez, Alicia Espinosa Borr√°s
 PDF
 
El pase de visita asistencial integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥nEl pase de visita asistencial (PVA) es un recurso educativo indispensable para la formaci√≥n de habilidades y competencias del m√©dico, a la vez que un instrumento cl√°sico de la educaci√≥n m√©dica. Confinado durante a√Īos a los escenarios hospitalarios, el PVA se conduce ahora en todos los escenarios sanitarios de la prestaci√≥n de salud de Cuba. El PVA se concibe primordialmente para que el m√©dico en formaci√≥n sea capaz de describir sint√©ticamente la situaci√≥n cl√≠nico-quir√ļrgica del paciente que asiste, junto con las intervenciones a realizar, y el correspondiente plan de seguimiento y evaluaci√≥n del impacto de las mismas. El PVA puede convertirse en una herramienta importante para exponer al m√©dico en formaci√≥n a los conocimientos de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que sean requeridos para el cumplimiento integral de las misiones asistenciales que se le encarguen en la pr√°ctica cotidiana. El PVA integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥n comprender√° las orientaciones metodol√≥gicas para la construcci√≥n de caso de los trastornos nutricionales presentes en el enfermo, la elaboraci√≥n de juicios diagn√≥sticos, de valor y pron√≥sticos sobre el trastorno nutricional encontrado, el plan terap√©utico para aminorar el impacto de tales trastornos sobre la evoluci√≥n del paciente y la respuesta terap√©utica, y la gesti√≥n sanitaria; y el programa de seguimiento de las acciones prescritas. Como le corresponde a toda actividad educativa, el profesor que gu√≠e el PVA debe recomendarle al m√©dico en formaci√≥n la literatura pertinente para la realizaci√≥n del PVA integrado dentro de la ense√Īanza de la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥n, acompa√Īada de las orientaciones metodol√≥gicas para asegurar el √©xito de esta actividad y la inculturaci√≥n de los conocimientos de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que despu√©s volcar√° en sus encargos asistenciales una vez graduado; as√≠ como la evaluaci√≥n de los resultados obtenidos.
Vilma Fundora Alvarez, Emilio Manuel Zayas Somoza, Ramón Miguelez Nodarse
 PDF
 
Una propuesta metodol√≥gica para la capacitaci√≥n de los docentes en el reconocimiento del estado nutricional de los estudiantes y la identificaci√≥n de trastornos nutricionalesJustificaci√≥n: El estado nutricional es determinante en el rendimiento cognitivo, intelectual y conativo durante el tr√°nsito de los ni√Īos y adolescentes por la escuela. Sin embargo, los escolares se encuentran en riesgo incrementado de trastornos nutricionales como la anemia secundaria a estados deficitarios de hierro, el hipotiroidismo, la ceguera nocturna, y la detenci√≥n de la curva de crecimiento lineal (que se expresa por una talla insuficiente para sexo y la edad de referencia). Tambi√©n los escolares pueden estar en riesgo de exceso de peso, obesidad y enfermedades cr√≥nicas derivadas de la inflamaci√≥n y la resistencia a la insulina. La presencia de trastornos nutricionales en el escolar puede afectar la capacidad del mismo para aprender y adquirir habilidades a desplegar en la adultez. Los trastornos nutricionales de la infancia y la adolescencia pueden tambi√©n afectar el capital intelectual, cient√≠fico y econ√≥mico del pa√≠s. A pesar de lo anteriormente dicho, los docentes fallan en reconocer la existencia de trastornos nutricionales en los escolares, con lo que se pierden oportunidades para la intervenci√≥n oportuna, la correcci√≥n y la prevenci√≥n en √ļltima instancia. En consecuencia, se espera que un programa de capacitaci√≥n en temas de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n le sirva al personal docente para identificar tempranamente, e intervenir creativamente, los trastornos nutricionales que puedan presentarse en el escolar, y de esta manera, asegurar el rendimiento f√≠sico-intelectual del mismos. Objetivo: Exponer una propuesta metodol√≥gica para la capacitaci√≥n del personal docente en el reconocimiento del estado nutricional del escolar, y la identificaci√≥n de los trastornos nutricionales que en ellos puedan presentarse. M√©todos: La propuesta metodol√≥gica desarrollada y expuesta en este ensayo previ√≥ la impartici√≥n de contenidos sobre la alimentaci√≥n saludable, los cambios f√≠sicos, mentales e intelectuales que experimenta el escolar durante la ni√Īez y la adolescencia, los requerimientos nutrimentales en cada etapa de la vida, y nociones del metabolismo y utilizaci√≥n de los nutrientes. Estos contenidos se complementaron con pautas para la evaluaci√≥n del estado nutricional del escolar, el reconocimiento de los estados de deficiencias nutrimentales, el diagn√≥stico de los distintos fenotipos nutricionales como la detenci√≥n del crecimiento lineal, la emaciaci√≥n y la anemia; y la aparici√≥n y evoluci√≥n del exceso de peso y la obesidad en las edades infanto-juveniles. Un cuarto bloque de temas y contenidos fue dedicado a las intervenciones alimentarias, nutrimentales y metab√≥licas de los trastornos nutricionales encontrados m√°s frecuentemente en los escolares, y que se extendi√≥ a la suplementaci√≥n vitamino-mineral y la promoci√≥n del ejercicio f√≠sico. La propuesta metodol√≥gica prev√© instrumentos evaluativos de la inculturaci√≥n de tales contenidos por el personal docente, la realizaci√≥n de talleres de capacitaci√≥n de los docentes, el acompa√Īamiento de los mismos durante la implementaci√≥n de los contenidos impartidos en las escuelas, y el examen del impacto de la capacitaci√≥n recibida por el docente en el ritmo de aprendizaje y adquisici√≥n de nuevas habilidades por parte de los escolares. Conclusiones: La capacitaci√≥n del personal docente en contenidos m√≠nimamente necesarios de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n en las edades escolares para el mejor reconocimiento del estado nutricional y la identificaci√≥n, correcci√≥n y prevenci√≥n de trastornos nutricionales puede ser una oportunidad para forjar alianzas entre distintos actores e instituciones de la comunidad como la escuela, la familia y las autoridades sanitarias en aras de garantizar el correcto aprendizaje del alumno, y la incorporaci√≥n de las requeridas competencias y habilidades para un mejor desempe√Īo en la edad adulta y durante la vida laboral.
Rita de la Asunción Coronel del Castillo
 PDF
 
Estado de los conocimientos sobre alimentaci√≥n y nutrici√≥n de las personas que viven con VIH/sida. Influencia en la prevenci√≥n del S√≠ndrome de desgasteEl SIDA S√≠ndrome de Inmunodeficiencia Adquirida es una afecci√≥n cr√≥nica transmisible, de tipo progresivo, causada por el virus del VIH de la Inmunodeficiencia humana. Una alimentaci√≥n balanceada, si bien no cura la enfermedad, contribuye a aminorar la progresi√≥n de la misma, y retarda la aparici√≥n de complicaciones org√°nicas. Mediante un estudio descriptivo, prospectivo, conducido entre Febrero y Julio del 2008 como parte de una intervenci√≥n comunitaria¬† orientada a la modificaci√≥n de los h√°bitos alimentarios de las personas que viven con VIH/SIDA, y con ello, la prevenci√≥n del S√≠ndrome de desgaste, se evaluaron los conocimientos sobre alimentaci√≥n saludable de ¬†20 pacientes atendidos en el Centro ‚ÄúEl Caguayo‚ÄĚ para Personas con VIH/SIDA (San Luis, Santiago). La desnutrici√≥n afect√≥ a la quinta parte de los encuestados. M√°s de la mitad de los participantes desconoc√≠a el manejo y la conservaci√≥n¬†de los alimentos, las medidas de higiene en la elaboraci√≥n y cocci√≥n de los alimentos, las gu√≠as para una alimentaci√≥n saludable, y las indicaciones de soporte nutricional artificial en el VIH/SIDA. Asimismo, la encuesta semiestructurada completada revel√≥ diversos tab√ļes sobre la alimentaci√≥n de la persona que vive con VIH/SIDA. Se recomienda la elaboraci√≥n y aplicaci√≥n de t√©cnicas de educaci√≥n para la salud que sirvan para modificar el comportamiento de las personas que viven con VIH/SIDA y las pr√°cticas nocivas para la salud que se han detectado, y que contribuyan a incrementar el nivel de informaci√≥n sobre la enfermedad y el papel de una alimentaci√≥n saludable en la mejor√≠a de la calidad de vida de estos pacientes.
Ra√ļl Dom√≠nguez Odio, Rafael Nold Ortega, Yasell B√°rbara Llorente Aguilera, Mar√≠a Caridad Ram√≠rez Arias
 PDF
 
Estado de los consumos alimentarios en comunidades del Estado mexicano de PueblaAntecedentes: Los malos h√°bitos alimentarios y la falta de conocimiento sobre una alimentaci√≥n saludable constituyen factores de riesgo tanto de deficiencias nutricionales como de enfermedades cr√≥nicas no transmisibles. Objetivos: Exponer el estado de los consumos alimentarios en comunidades selectas del estado mexicano de Puebla. Material y m√©todo: Se le administraron a mujeres con edades entre 18 ‚Äď 65 a√Īos radicadas en 2 comunidades poblanas sendas encuestas de ‚ÄúConductas alimentarias‚ÄĚ y ‚ÄúFrecuencia de consumo de alimentos‚ÄĚ en las consultas m√©dicas brindadas durante la Jornada de Atenci√≥n Integral Comunitaria conducida por la SEDESOL Secretar√≠a estatal de Desarrollo Social. Resultados: La dieta regular de la mujer se organiza alrededor de pocos alimentos, a saber: pl√°tano, calabaza, frijoles, ma√≠z, y pollo. Las mujeres de la ciudad de Chignahuapan se destacaron por un consumo mayor (con la sola excepci√≥n de las frutas, el huevo, los aceites vegetales y los az√ļcares refinados) de verduras, cereales, tub√©rculos, leguminosas, carnes, y l√°cteos fluidos. Los aceites vegetales se emplearon mayoritariamente para la elaboraci√≥n y preparaci√≥n de los alimentos. La frecuencia diaria/semanal de consumo de frutas y verduras en ambas comunidades fue menor que la recomendada. La frecuencia semanal de consumo de cereales y tub√©rculos fue menor que lo anticipado. Si bien se observ√≥ una frecuencia adecuada de consumo diario/semanal de carnes, pescado, huevos y l√°cteos fluidos, el n√ļmero de mujeres encuestadas que satisfac√≠an tales frecuencias de consumo era inferior a lo esperado. Adicionalmente, una proporci√≥n importante de las mujeres en ambas comunidades consume refrescos de origen industrial, embotellados o enlatados. Conclusiones: El estado corriente de los consumos alimentarios en las comunidades puede ser la resultante de un complejo proceso de toma de decisiones sobre el que influyen numerosos factores culturales, econ√≥micos y educativos. En futuros trabajos se deber√≠a indagar sobre la influencia de tales factores en el estado actual de los consumos alimentarios observados.
Marcela V√©lez Pliego, Tania Bilbao Reboredo, Bianca Mej√≠a Morales, Sharon Zenteno de los Santos, Jes√ļs Ad√°n Ortega Gonz√°lez
 PDF
 
Sobre la presencia de contenidos de Nutrici√≥n cl√≠nica en los programas de las residencias m√©dicas en CubaIntroducci√≥n: Los contenidos sobre Nutrici√≥n cl√≠nica en los programas de las residencias m√©dicas en Cuba muestran notables diferencias, variaciones, diversidades y omisiones, lo que afectar√≠a la formaci√≥n de competencias del futuro especialista en dicha disciplina. Objetivos: Revelar los contenidos de Nutrici√≥n cl√≠nica presentes en los programas de residencias m√©dicas de Cuba e identificar las diferencias existentes entre ellos. M√©todos: Se buscaron los contenidos relacionados con la Nutrici√≥n Cl√≠nica en 12 programas de las residencias cl√≠nicas y quir√ļrgicas de las Ciencias m√©dicas que se imparten en el Hospital ‚ÄúDr. Luis D√≠az Soto‚ÄĚ (La Habana, Cuba). El alcance de los contenidos encontrados fue evaluado mediante las calificaciones recibidas por especialistas que completaron las 3 √ļltimas ediciones del Diplomado en Nutrici√≥n Cl√≠nica ofrecido por el Grupo hospitalario de Apoyo Nutricional. Resultados: Los contenidos encontrados de Nutrici√≥n cl√≠nica difirieron de especialidad-a-especialidad. En algunas especialidades son inexistentes. Una mejor apreciaci√≥n e inculturaci√≥n de los contenidos de Nutrici√≥n cl√≠nica se han logrado mediante un programa com√ļn de formaci√≥n para todas las especialidades m√©dicas como el que propone el Diplomado en Nutrici√≥n cl√≠nica que se conduce en la instituci√≥n hospitalaria. Conclusiones: La formaci√≥n en Nutrici√≥n cl√≠nica de los residentes en las especialidades cl√≠nicas y quir√ļrgicas de las ciencias m√©dicas de Cuba es insuficiente en su estado actual. La conducci√≥n de actividades de posgrado con un programa √ļnico de contenidos puede contribuir a una mejor apreciaci√≥n e inculturaci√≥n de los contenidos de Nutrici√≥n Cl√≠nica. Recomendaciones: Las versiones corrientes de los programas de las residencias m√©dicas deben ser revisadas y modificadas para incluir un cuerpo √ļnico de contenidos de Nutrici√≥n cl√≠nica que dote al residente con las competencias requeridas para la provisi√≥n adecuada de cuidados alimentarios y nutricionales en los distintos escenarios de la atenci√≥n m√©dica.
Rolando Salcedo Iglesias, Teresa Pedroso Garriga
 PDF
 
Sobre la prevenci√≥n de defectos cong√©nitos en los hijos de mujeres fenilceton√ļricas mediante la intervenci√≥n alimentaria, nutrimental y metab√≥licaIntroducci√≥n: Las concentraciones s√©ricas elevadas de fenilalanina (Phe) en una mujer fenilceton√ļrica (FNC) durante las etapas preconcepcional y prenatal se trasladan al retraso mental del feto, microcefalia, retraso del crecimiento intrauterino y anomal√≠as cong√©nitas (fundamentalmente cardiovasculares) entre otras secuelas irreversibles. Las mujeres FNC deben adherirse a una dieta de contenido restringido de Phe como m√≠nimo 6 meses antes de la concepci√≥n, y durante todo el embarazo, a fin de que la Phe s√©rica se mantenga entre 120 ‚Äď 360 őľmol.L-1 (¬ļ 2 ‚Äď 6 mg.dL-1), y disminuir con ello el riesgo de complicaciones fetales. Objetivo: Presentar el impacto de la intervenci√≥n alimentaria, nutricional y metab√≥lica sobre el producto de la concepci√≥n hecha en 2 mujeres FNC atendidas en la Consulta especializada en Errores Cong√©nitos del Metabolismo (ECM) de la provincia de Matanzas. M√©todos: Las mujeres FNC recibieron asesoramiento gen√©tico en el per√≠odo preconcepcional acerca del riesgo impl√≠cito en un embarazo no planificado, y fueron educadas en la dietoterapia de la FNC, y los m√©todos para el aseguramiento del control metab√≥lico de la enfermedad mediante la adherencia dietoterap√©utica. Se elabor√≥ un protocolo de seguimiento cl√≠nico, alimentario, nutricional, y metab√≥lico de las mujeres FNC durante las etapas preconcepcional y prenatal. Se programaron las consultas de seguimiento durante toda la ventana de observaci√≥n de las mujeres. Se evalu√≥ la calidad del producto final de la concepci√≥n. Resultados: Se logr√≥ la adherencia de las mujeres a la dietoterapia prescrita. Las cifras s√©ricas de Phe fueron < 6 mg.dL-1 en todos los momentos de muestreo. Nacieron dos ni√Īas sanas a t√©rmino. Hasta el momento en que se redacta esta presentaci√≥n las ni√Īas no han presentado defectos cong√©nitos ni afectaciones neurol√≥gicas. Conclusiones: Se demuestra el impacto efectivo de la intervenci√≥n alimentaria, nutrimental y metab√≥lica en la FNC, y la importancia del seguimiento de la mujer FNC desde la etapa preconcepcional hasta el parto, para el logro de un producto de la concepci√≥n libre de complicaciones.
Dairys Laura Falcón Rodríguez, Eldalina Rodríguez Hernández, Jiovanna Contreras Roura
 PDF
 
Estado del conocimiento del personal de Enfermer√≠a sobre temas de Nutrici√≥n cl√≠nicaSe evalu√≥ el estado corriente del conocimiento del personal de Enfermer√≠a sobre temas de Nutrici√≥n cl√≠nica y Terapia nutricional. Se aplic√≥ un examen contentivo de 10 preguntas sobre temas de evaluaci√≥n nutricional, alimentaci√≥n, alimentaci√≥n por sonda, nutrici√≥n enteral y nutrici√≥n parenteral a 201 enfermero(a)s que se desempe√Īan en 2 instituciones terciarias de salud de la ciudad de La Habana (Edad promedio: 34.5 ¬Ī 11.2 a√Īos; Mujeres: 78.1%; Licenciados en Enfermer√≠a: 52.2%; Entre 11 ‚Äď 20 a√Īos de experiencia: 35.8%). Paralelamente, se condujo una auditoria de las historias cl√≠nicas de 100 pacientes seleccionados al azar de entre los hospitalizados en el momento del examen para comprobar la presencia de anotaciones relativas a la evaluaci√≥n nutricional del enfermo, el estado del apetito y los ingresos alimentarios, el cuidado de los accesos dedicados a la administraci√≥n de nutrientes, y el cumplimiento de los esquemas prescritos de terapia
nutricional, como parte del ‚ÄúProceso de Atenci√≥n de Enfermer√≠a‚ÄĚ. Los resultados del examen se distribuyeron como sigue: Bien: 8.5%; Regular: 24.9%; y Mal: 66.7%; respectivamente. Los resultados del examen de conocimientos fue independiente del perfil de salida del(la) enfermero(a) examinado, y los a√Īos de experiencia (datos no mostrados). S√≥lo el 28.0% de las historias auditadas fue calificada como ‚ÄúSatisfactoria‚ÄĚ, al incluir anotaciones en cada uno de los √≠tems apuntados. El conocimiento del personal de Enfermer√≠a sobre Nutrici√≥n cl√≠nica y Terapia nutricional es escaso. La pr√°ctica asistencial del(la) enfermero(a) no incluye la detecci√≥n oportuna de la desnutrici√≥n y sus
complicaciones. Se debe incorporar la Alimentaci√≥n y la Nutrici√≥n como asignaturas independientes del dise√Īo curricular de Enfermer√≠a, a cargo de enfermeros experimentados. Se deben ampliar las oportunidades de formaci√≥n de posgrado del(la) enfermero(a) asistencial, incluyendo el tr√°nsito por la Maestr√≠a de Nutrici√≥n en Salud P√ļblica.
Maritza González Benítez
 PDF
 
Estado de la calidad de la prestaci√≥n de cuidados nutricionales a los ni√Īos atendidos en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ, de La HabanaJustificaci√≥n: Existe inter√©s por conocer c√≥mo se conducen los procesos de cuidados nutricionales en el ni√Īo hospitalizado. Material y m√©todo: El estado actual de los cuidados nutricionales en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ (La Habana, Cuba) se estim√≥ mediante la ENH Encuesta de Nutrici√≥n Hospitalaria conducida con 157 ni√Īos ingresados en Enero del 2008. Resultados: La frecuencia de desnutrici√≥n hospitalaria fue del 24.2%. La desnutrici√≥n se registr√≥ como un diagn√≥stico independiente en solo el 1.9% de las historias cl√≠nicas revisadas. El ni√Īo fue tallado y pesado al ingreso, pero el ejercicio de evaluaci√≥n nutricional se complet√≥ en poco m√°s de la mitad de ellos. Los enfermos con 15 (o m√°s) d√≠as de hospitalizaci√≥n fueron pesados prospectivamente. La Alb√ļmina s√©rica se determin√≥ en menos de la quinta parte de los encuestados. El Conteo de Linfocitos no se utiliz√≥ en la evaluaci√≥n nutricional. El 14.7% de los encuestados llenaba alguna de10 indicaciones de intervenci√≥n nutricional (mediana de las subcategor√≠as; rango: 1.3 ‚Äď 82.2%), pero la Nutrici√≥n artificial se administr√≥ a solo la tercera parte de ellos. El 85.7% de los ni√Īos con la v√≠a oral suspendida, y el 83.3% de aquellos con ¬≥ 5 d√≠as de una cirug√≠a importante estaban intervenidos nutricionalmente, a pesar del n√ļmero de ellos. Ninguno de los pacientes con ayunos ¬≥ 5 d√≠as, o insuficiencia org√°nica cr√≥nica, estaba intervenido nutricionalmente. Conclusiones: Los equipos m√©dicos fallan en identificar, tratar y, en √ļltima instancia, prevenir la desnutrici√≥n hospitalaria. Se requieren con urgencia programas de intervenci√≥n nutricional y metab√≥lica para reeducar a los involucrados en los cuidados nutricionales para que desempe√Īen satisfactoriamente los roles esperados, en aras de preservar las tasas gen√©ticamente determinadas de crecimiento y desarrollo del ni√Īo enfermo.
Rafael Domínguez Jiménez, Rafael Jiménez García, Sergio Santana Porbén, Lázaro Alfonso Novo
 PDF
 
Estado de los conocimientos sobre Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n entre los m√©dicos de un hospital verticalizado en la atenci√≥n de adultosLa desnutrici√≥n afecta a la tercera parte de los enfermos atendidos en el Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba). El Estudio de Desnutrici√≥n Hospitalaria revel√≥ que el reconocimiento de la desnutrici√≥n asociada a la enfermedad es inadecuado, la implementaci√≥n de esquemas de nutrici√≥n artificial es insuficiente, a pesar de que son pocos en n√ļmero los enfermos con indicaciones para ellos; y el acto de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria falla en informar sobre las necesidades nutrimentales del enfermo, la textura/consistencia de los alimentos¬† que se le han de servir, y las restricciones que se deben introducir en la dieta debido al problema primario de salud. Se ha percibido que las falencias antes anotadas puedan explicarse por el pobre conocimiento que tienen los grupos b√°sicos de trabajo sobre temas m√≠nimamente necesarios de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n. Para ello, se administr√≥ a 147 m√©dicos de los servicios hospitalarios cl√≠nicos y quir√ļrgicos una encuesta ad hoc orientada a medir el grado autopercibido de conocimientos sobre Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n, la utilizaci√≥n de estos conocimientos en el proceso de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria, y la incorporaci√≥n de una nutricionista en la prestaci√≥n de atenci√≥n m√©dica al enfermo. El 53.7% de los encuestados refiri√≥ tener conocimientos sobre alimentaci√≥n y nutrici√≥n. El 34.2% de ellos declar√≥ que estimaba los requerimientos nutrimentales del paciente como parte del proceso de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria. Solo el 10.0% de los m√©dicos encuestados refiri√≥ que consulta con un nutricionista sobre la mejor intervenci√≥n nutricional en el enfermo. En el momento actual, el conocimiento del m√©dico es insuficiente para lidiar con el costo metab√≥lico y nutricional que la enfermedad impone al estado de salud del enfermo. Ello pudiera explicar, en parte, la situaci√≥n revelada con el Estudio de Desnutrici√≥n Hospitalaria. Urge la implementaci√≥n y conducci√≥n de un Sistema hospitalario de Educaci√≥n Continuada en Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que ofrezca al m√©dico actuante las herramientas y los conocimientos requeridos para enfrentar exitosamente la desnutrici√≥n asociada a la enfermedad.
Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Jes√ļs Barreto Peni√©, Angela Rosa Guti√©rrez Rojas, Darilys Arg√ľelles Barreto, Jennifer de las Mercedes D√≠az Hern√°ndez, Leydiana Morales Hern√°ndez, Lisandra Cabrera Vald√©s, Gliceria Franquiz Casta√Īeda
 PDF
 
Sobre la falla intestinal en las unidades de cuidados cr√≠ticos de la ArgentinaIntroducci√≥n: La falla intestinal (FI) se define como ‚Äúla reducci√≥n de la funci√≥n intestinal por debajo del m√≠nimo necesario para la absorci√≥n de macronutrientes y/o agua/electrolitos, y que requiere nutrici√≥n parenteral (NP) para mantener la salud y/o crecer". La FI puede ser aguda ¬†(tipos I ‚Äď II) y cr√≥nica (tipo III). La FI aguda (FIA) es una condici√≥n aguda prolongada, frecuente en los pacientes metab√≥licamente inestables atendidos en las unidades de cuidados cr√≠ticos (UCI), y demanda cuidados especializados y costosos. La incidencia de la FIA no ha sido documentada en la Argentina. Objetivo: Determinar la incidencia de la FIA en una UCI mediante un estudio bic√©ntrico. Dise√Īo del estudio: Estudio bic√©ntrico, prospectivo y observacional. Serie de estudio: Veintisiete pacientes adultos (Hombres: 70.4 % vs. Mujeres: 29.6%; Edad promedio: 56.2 ¬Ī 15.2 a√Īos) que fueron atendidos en sendas UCI de las provincias de Neuqu√©n y C√≥rdoba entre el 1ro de Noviembre del 2019 y el 30 de Junio del 2020 (ambos inclusive). M√©todos: La FIA fue diagnosticada mediante los criterios avanzados por la European Society of Clinical Nutrition and Metabolism (ESPEN) en el a√Īo 2015. Resultados: La incidencia de FIA fue del 4.8 % en 677 ingresos registrados durante la ventana de observaci√≥n del estudio. Los 27 pacientes descritos se correspondieron con aquellos que cumplieron los criterios de inclusi√≥n en el estudio. La FIA en los 27 pacientes estudiados se distribuy√≥ como sigue: FIA-I: 62.9 % vs. FIA-II: 37.1 %. Comparados con los pacientes atendidos en la UCI por otras causas, los pacientes diagnosticados con FIA eran m√°s j√≥venes, ten√≠an puntajes SOFA y APACHE m√°s elevados, y presentaron una mayor frecuencia de disfunciones org√°nicas m√ļltiples (DOM), internaciones m√°s prolongadas, y una mayor mortalidad. La hipoalbuminemia, la hipocolesterolemia, la hipotransferrinemia, la hipocalcemia, la hipomagnesemia y la hiperbilirrubinemia se encontraron entre los hallazgos hematobioqu√≠micos. La nutrici√≥n parenteral total (NPT) fue la principal intervenci√≥n nutricional. Aquellos pacientes que recibieron > 1.25 g de amino√°cidos.kg-1.d√≠a-1 exhibieron una menor mortalidad. Solamente uno (3.7 %) de los pacientes con FIA evolucion√≥ hacia la FIC, y egres√≥ hacia un esquema domiciliario de NP. Conclusiones: La incidencia de la FIA es baja en las UCI de la Argentina, pero la baja incidencia encontrada no debe oscurecer la mayor morbimortalidad de los pacientes diagnosticados con esta condici√≥n, y las demandas superiores de cuidados hospitalarios y nutricionales. Muy pocos pacientes con FIA evolucionan hacia las formas cr√≥nicas de la condici√≥n. Es probable que un aporte superior de amino√°cidos parenterales como parte del esquema NP se traslade a una mayor supervivencia.
Andr√©s Luciano Nicol√°s Martinuzzi, Ezequiel Manrique, Pedro Roel, Mat√≠as Corn√ļ, Yamila Lombi
 PDF
 
Resumen de los contenidos presentados en el suplemento 1 del n√ļmero 2 (clausura) del volumen 26El seguimiento y evoluci√≥n inmunol√≥gica de la enfermedad por VIH, as√≠ como el seguimiento de la respuesta a la terapia antirretroviral (TAR), se efect√ļan a trav√©s de marcadores inmunol√≥gicos y virol√≥gicos de alto costo, y cuya realizaci√≥n depende de laboratorios
especializados. Esta raz√≥n (entre otras) hace dif√≠cil la determinaci√≥n de tales marcadores en el nivel primario de atenci√≥n. Como consecuencia de lo anteriormente dicho, se ha formulado el siguiente problema de investigaci√≥n: ¬ŅPuede el estado nutricional de las personas con VIH/sida, y los cambios relativos de sus indicadores despu√©s de un a√Īo de evoluci√≥n, constituir una herramienta para el seguimiento de la evoluci√≥n inmunol√≥gica del infectado y la respuesta a la TAR desde la atenci√≥n primaria de salud? Se ha conducido este estudio teniendo como objetivo la asociaci√≥n entre el estado nutricional de la persona con VIH/sida, y los cambios relativos de sus indicadores despu√©s de un a√Īo de evoluci√≥n, y el recuento absoluto de los linfocitos T CD4+. En la era de la TAR las variables nutricionales ‚Äúpuras‚ÄĚ no son √ļtiles para el seguimiento y la evoluci√≥n inmunol√≥gica de las personas con VIH/sida. En su lugar, las variables que expresan evoluci√≥n (espec√≠ficamente el gradiente del √ćndice de Masa Corporal) son las que han permitido predecir la probabilidad de deterioro inmunol√≥gico (ante un CD4 < 350 c√©lulas.mm-3) en una persona con VIH/sida despu√©s de un a√Īo de evoluci√≥n, independientemente de la TAR. Lo anteriormente expuesto se ha logrado con los modelos matem√°ticos desarrollados por primera vez en este estudio, y que pueden representar una alternativa interesante llegado el momento de decidir el inicio o la sustituci√≥n de la TAR en las personas con VIH/sida despu√©s de un a√Īo de seguimiento, sobre todo en aquellos escenarios de recursos econ√≥micos precarios donde no siempre est√° disponible la determinaci√≥n de los linfocitos T CD4+.
Elisa Maritza Linares Guerra
 PDF
 
Experiencias de la administraci√≥n de nutrici√≥n parenteral domiciliaria en pacientes atendidos por falla intestinal en el sur de la ArgentinaIntroducci√≥n: La nutrici√≥n parenteral a domicilio (NPD) es un tratamiento seguro y efectivo de la falla intestinal cr√≥nica (FIC). Las experiencias acumuladas en los Estados Unidos y la Uni√≥n Europea han sido publicadas en a√Īos recientes. Sin embargo, la experiencia de la NPD en la FIC no ha sido documentada apropiadamente en la Am√©rica del Sur. Objetivo: Mostrar los resultados alcanzados por un equipo multidisciplinario en la administraci√≥n y gesti√≥n de un programa de NPD para la FIC en el Sur de la Argentina. Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. M√©todos: Se incluyeron en la serie de estudio los pacientes diagnosticados de FIC y remitidos al Equipo Patag√≥nico de Apoyo Nutricional para el inicio de NPD entre 2011 ‚Äď 2018 (ambos inclusive). Los datos demogr√°ficos, cl√≠nicos, bioqu√≠micos y nutricionales recuperados de los pacientes fueron tratados estad√≠sticamente para evaluar el impacto de la NPD en la evoluci√≥n de los enfermos. Resultados: Treinta pacientes (Mujeres: 53.0 %; Edad promedio en el momento del inicio del programa NPD: 55 ¬Ī 19 a√Īos) fueron incluidos finalmente en la serie de estudio. Las causas de la FIC fueron como sigue (en orden descendente): Resecci√≥n intestinal extensiva debido a complicaciones quir√ļrgicas (44.0 %); F√≠stula postquir√ļrgica (17.0 %); Resecci√≥n intestinal masiva debida a isquemia intestinal (13.0 %); Obstrucci√≥n mec√°nica debido a compresi√≥n extr√≠nseca (13.0 %); Enfermedad mucosal extensa (10.0 %); y Pseudooclusi√≥n intestinal cr√≥nica (3.0 %). De acuerdo con el sistema ESPEN de clasificaci√≥n cl√≠nica de la FIC, los pacientes fueron asignados a la admisi√≥n en el programa NPD a una de las siguientes categor√≠as: Categor√≠a C: Requieren 11 ‚Äď 20 kcal.kg-1.d√≠a-1: 10.0 % vs. Categor√≠a D: Requieren +20 kcal.kg-1.d√≠a-1: 90.0 %. La energ√≠a parenteral infundida semanalmente no cambi√≥ durante la ventana de observaci√≥n del estudio: Admisi√≥n: 11,300 ¬Ī 3,666 Kcal vs. Al cierre del estudio: 8,611 ¬Ī 4,509 kcal (D = -2,689 kcal; p > 0.05). El impacto de la NPD sobre la FIC fue como sigue: Suficiencia intestinal con interrupci√≥n de la NPD: 40.0 % de los pacientes; FIC persistente con prolongaci√≥n de la NPD: 43.3 %; y Fallecimiento debido a la enfermedad subyacente durante NPD: 16.7 %; respectivamente. La duraci√≥n promedio de la NPD fue de 468 ¬Ī 440 (rango: 2 ‚Äď 2,635) d√≠as. La duraci√≥n de la NPD difiri√≥ seg√ļn el resultado de la NPD: Suficiencia intestinal: 332 ¬Ī 240 d√≠as; Prolongaci√≥n de la NPD: 489 ¬Ī 400 d√≠as; y Fallecimiento durante la NPD: 148 ¬Ī 145 d√≠as. La incidencia (casos/1,000 d√≠as-cat√©ter) de las complicaciones asociadas al acceso venoso fue como sigue: Infecci√≥n del torrente sangu√≠neo: 0.88; Trombosis venosa: 0.25; y Ruptura del cat√©ter: 0.25; respectivamente. La tasa de reemplazo del cat√©ter fue de 0.94 por paciente. La vida √ļtil promedio del cat√©ter fue de 467 ¬Ī 280 d√≠as. Se observ√≥ mejor√≠a del √≠ndice de Karnofsky y de los indicadores del estado nutricional (excepci√≥n hecha del conteo total de linfocitos). Conclusiones: La NPD demostr√≥ ser √ļtil, segura y factible en la regi√≥n de domicilio de los pacientes tratados.
Andr√©s Martinuzzi, Alejandra N√ļ√Īez, Mario Bogado, Mar√≠a Fernanda Cascar√≥n, Julieta Schulz, Alejandra San Mart√≠n, Carla Carcamo, Carolina Betancurt, Lihue Ocampo, Cristina Varela, Mario Traverso
 PDF
 
Elementos 51 - 75 de 82 << < 1 2 3 4 > >> 

Consejos de b√ļsqueda:

  • Los t√©rminos de b√ļsqueda no distinguen entre may√ļsculas y min√ļsculas
  • Las palabras comunes ser√°n ignoradas
  • Por defecto, s√≥lo aquellos art√≠culos que contengantodos los t√©rminos en consulta, ser√°n devueltos (p. ej.: Y est√° impl√≠cito)
  • Combine m√ļltiples palabras conO para encontrar art√≠culos que contengan cualquier t√©rmino; p. ej., educaci√≥n O investigaci√≥n
  • Utilice par√©ntesis para crear consultas m√°s complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -pol√≠tica en l√≠nea o NO pol√≠tica en l√≠nea
  • Utilice * en un t√©rmino como comod√≠n para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad har√° que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociol√≥gico" o "social"