Enero - Junio (1 - 280)

Tabla de contenidos

Portada del número

 
Pags:1
50 lecturas
PDF

Machón

 
Pags:13
28 lecturas
PDF

Editorial

El Editorial del número 1 (Apertura) del volumen 30 (2020) de la RCAN

Con la presentación de los contenidos del presente número se abre la vida (y la historia) del trigésimo volumen de la RCAN Revista Cubana de Alimentación y Nutrición. Estos contenidos cubren tópicos tan diversos de las ciencias de la Alimentación y la Nutrición como el impacto de la enfermedad sobre el estado nutricional de sujetos, poblaciones y comunidades; el estado y las características de los ingresos dietéticos de sujetos y colectividades, el estado de la desnutrición en los hospitales, y las asociaciones entre la actividad física y la adiposidad corporal. El estudio de la composición corporal, los ingresos dietéticos y la actividad física de los alumnos, y profesores y personal administrativo y de los servicios de las universidades ha evolucionado hasta convertirse en una especialidad propia de las ciencias de la Alimentación y la Nutrición. La universidad se nos ha revelado como un microcosmos donde concurren personas con diferentes formaciones, intereses y motivaciones; y que organizan sus vidas, horarios y acciones alrededor de la ejecución del programa lectivo de enseñanza. Sin abandonar la función primigenia que le es innata como institución humana dedicada a la búsqueda y la diseminación del conocimiento y la investigación científica, la universidad incorpora servicios y actividades que la equipararía con cualquier otro núcleo urbano. Resulta entonces interesante que la universidad sea calificada como un ambiente obesogénico [RESUMEN TRUNCADO DESPUÉS DE LAS PRIMERAS 300 PALABRAS].

Sergio Santana Porbén
Pags:6
29 lecturas
PDF
Sergio Santana Porbén
Pags:3
27 lecturas
PDF
Declaración de Cartagena. Declaración Internacional sobre el Derecho al Cuidado Nutricional y la Lucha contra la MalnutriciónFrente a la necesidad de promover el derecho al cuidado nutricional, de luchar contra la malnutrición y de avanzar en temas de educación e investigación en nutrición clínica, las sociedades que constituyen la FELANPE firmaron la Declaración Internacional sobre el Derecho al Cuidado Nutricional y la Lucha contra la Malnutrición, “Declaración de Cartagena”, el 3 de mayo del presente año en la ciudad de Cartagena, en el marco del 33º Congreso de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica. La Declaración proporciona un marco coherente de 13 principios, los cuales podrán servir de guía a las sociedades afiliadas a la FELANPE en el desarrollo de los planes de acción. Además, servirá como un instrumento para que promuevan, a través de los gobiernos, la formulación de políticas y legislaciones en el campo de la nutrición clínica. Consideramos que el marco general de principios propuesto por la Declaración puede contribuir a crear conciencia acerca de la magnitud de este problema y a forjar redes de cooperación entre los países de la región. Aunque esta Declaración no tiene un efecto jurídico vinculante (obligatorio), tiene una fuerza moral innegable y puede proporcionar orientación práctica a los Estados. Un plan de implementación permitirá desarrollar la caja de herramientas necesaria para transformar los principios en acciones.
Diana Cárdenas-Braz Cárdenas-Braz, Charles Bermúdez, Sonia Echeverri, Angélica Pérez, Milena Puentes, Lina López, Maria Isabel TD Correia, Juan B Ochoa, Ana María Ferreira, María Alexandra Texeira, Diego Arenas Moya, Miguel León Sanz, Dolores Rodríguez-Veintimilla
Pags:13
17 lecturas
PDF

Artículo Original

Sobre el estado de los ingresos dietéticos en las alumnas de la Licenciatura en Nutrición clínica de una universidad mexicanaIntroducción: El estudiante universitario se encuentra en situación incrementada de vulnerabilidad dietética y nutricional. Esta condición se puede trasladar a trastornos nutricionales de diferente signo, y el riesgo de aparición de enfermedades crónicas no transmisibles en la adultez. Objetivo: Evaluar la calidad de los ingresos dietéticos y nutrimentales de los estudiantes universitarios. Locación del estudio: Licenciatura de Nutrición Clínica (LNC), Facultad de Medicina, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Puebla (México). Serie de estudio: Treinta estudiantes (IMC: 21.4 ± 2.3 kg.m-2; IMC ≥ 25.0 kg.m-2: 13.3 %), todas del sexo femenino, con edades entre 18 – 24 años, pertenecientes a la generación 2014 de la LNC. Diseño del estudio: Descriptivo, transversal. Métodos: Los ingresos dietéticos propios de un día en la vida de las alumnas encuestadas se convirtieron en eventos alimentarios, raciones de alimentos, e ingresos nutrimentales. Las cantidades y calidades de los ingresos alimentarios y nutrimentales se calificaron de acuerdo con las recomendaciones alimentarias hechas para la población mexicana. Resultados: Los ingresos energéticos y de los macronutrientes fueron mayores del 95.0 % de las recomendaciones. Sin embargo, se detectaron dietas energéticamente densas a expensas de consumos elevados de grasas saturadas, acompañadas del bajo consumo de fibra dietética, e ingresos deficientes de ácido fólico y hierro. Más de la mitad de las alumnas llevan a cabo una alimentación que no es ni correcta ni saludable. La adherencia a las recomendaciones para una dieta saludable es pobre. Conclusiones: La dieta de las alumnas universitarias no es suficiente, ni variada, ni completa nutricionalmente.
Tania Bilbao Reboredo, Leticia Fernanda García Castañón, Jesús Adán Ortega González, Marcela Vélez Pliego
Pags:32
331 lecturas
PDF
Sobre el empleo del Índice Internacional de Calidad de la Dieta en la calificación de los ingresos dietéticos de las alumnas de la Licenciatura en Nutrición Clínica de una universidad mexicanaIntroducción: El Índice DQI-I Internacional de Calidad de la Dieta (del inglés Dietary Quality International Index) ha sido propuesto para la calificación de los ingresos dietéticos de sujetos. El uso del DQI-I sería útil en la homogenización de los resultados de encuestas dietéticas conducidas en diferentes latitudes geográficas. Objetivo: Evaluar la utilidad del índice DQI-I en la calificación de los ingresos dietéticos y nutrimentales de las estudiantes universitarias. Locación del estudio: Licenciatura de Nutrición Clínica (LNC), Facultad de Medicina, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Puebla (México). Serie de estudio: Treinta estudiantes (IMC: 21.4 ± 2.3 kg.m-2; IMC ≥ 25.0 kg.m-2: 13.3 %) con edades entre 18 – 24 años, todas del sexo femenino, pertenecientes a la generación 2014 de la LNC. Diseño del estudio: Descriptivo, transversal. Métodos: Los ingresos dietéticos propios de un día en la vida de las alumnas encuestadas se convirtieron en eventos alimentarios, raciones de alimentos, e ingresos nutrimentales. Las cantidades y calidades de los ingresos alimentarios y nutrimentales se calificaron mediante el índice DQI-I. Se empleó también en el ejercicio evaluativo una versión del índice DQI-I adaptada según las recomendaciones alimentarias para la población mexicana. Resultados: El DQI-I reveló el predominio de figuras dietéticas con “Necesidad de cambios” y “Poco saludables” entre las alumnas estudiadas. Conclusiones: El índice DQI-I se alinea con los resultados obtenidos previamente que confirman que la dieta de las alumnas universitarias no es suficiente, ni variada, ni completa nutricionalmente; y que necesita cambios inmediatos para adecuarla al ideal de una dieta saludable.
Tania Bilbao Reboredo, Leticia Fernanda García Castañón, Jesús Adán Ortega González, Abene Aintzane Fernández de Gamboa Orrego, Marcela Vélez Pliego
Pags:22
468 lecturas
PDF
Experiencias de la administración de nutrición parenteral domiciliaria en pacientes atendidos por falla intestinal en el sur de la ArgentinaIntroducción: La nutrición parenteral a domicilio (NPD) es un tratamiento seguro y efectivo de la falla intestinal crónica (FIC). Las experiencias acumuladas en los Estados Unidos y la Unión Europea han sido publicadas en años recientes. Sin embargo, la experiencia de la NPD en la FIC no ha sido documentada apropiadamente en la América del Sur. Objetivo: Mostrar los resultados alcanzados por un equipo multidisciplinario en la administración y gestión de un programa de NPD para la FIC en el Sur de la Argentina. Diseño del estudio: Retrospectivo, analítico. Métodos: Se incluyeron en la serie de estudio los pacientes diagnosticados de FIC y remitidos al Equipo Patagónico de Apoyo Nutricional para el inicio de NPD entre 2011 – 2018 (ambos inclusive). Los datos demográficos, clínicos, bioquímicos y nutricionales recuperados de los pacientes fueron tratados estadísticamente para evaluar el impacto de la NPD en la evolución de los enfermos. Resultados: Treinta pacientes (Mujeres: 53.0 %; Edad promedio en el momento del inicio del programa NPD: 55 ± 19 años) fueron incluidos finalmente en la serie de estudio. Las causas de la FIC fueron como sigue (en orden descendente): Resección intestinal extensiva debido a complicaciones quirúrgicas (44.0 %); Fístula postquirúrgica (17.0 %); Resección intestinal masiva debida a isquemia intestinal (13.0 %); Obstrucción mecánica debido a compresión extrínseca (13.0 %); Enfermedad mucosal extensa (10.0 %); y Pseudooclusión intestinal crónica (3.0 %). De acuerdo con el sistema ESPEN de clasificación clínica de la FIC, los pacientes fueron asignados a la admisión en el programa NPD a una de las siguientes categorías: Categoría C: Requieren 11 – 20 kcal.kg-1.día-1: 10.0 % vs. Categoría D: Requieren +20 kcal.kg-1.día-1: 90.0 %. La energía parenteral infundida semanalmente no cambió durante la ventana de observación del estudio: Admisión: 11,300 ± 3,666 Kcal vs. Al cierre del estudio: 8,611 ± 4,509 kcal (D = -2,689 kcal; p > 0.05). El impacto de la NPD sobre la FIC fue como sigue: Suficiencia intestinal con interrupción de la NPD: 40.0 % de los pacientes; FIC persistente con prolongación de la NPD: 43.3 %; y Fallecimiento debido a la enfermedad subyacente durante NPD: 16.7 %; respectivamente. La duración promedio de la NPD fue de 468 ± 440 (rango: 2 – 2,635) días. La duración de la NPD difirió según el resultado de la NPD: Suficiencia intestinal: 332 ± 240 días; Prolongación de la NPD: 489 ± 400 días; y Fallecimiento durante la NPD: 148 ± 145 días. La incidencia (casos/1,000 días-catéter) de las complicaciones asociadas al acceso venoso fue como sigue: Infección del torrente sanguíneo: 0.88; Trombosis venosa: 0.25; y Ruptura del catéter: 0.25; respectivamente. La tasa de reemplazo del catéter fue de 0.94 por paciente. La vida útil promedio del catéter fue de 467 ± 280 días. Se observó mejoría del índice de Karnofsky y de los indicadores del estado nutricional (excepción hecha del conteo total de linfocitos). Conclusiones: La NPD demostró ser útil, segura y factible en la región de domicilio de los pacientes tratados.
Andrés Martinuzzi, Alejandra Núñez, Mario Bogado, María Fernanda Cascarón, Julieta Schulz, Alejandra San Martín, Carla Carcamo, Carolina Betancurt, Lihue Ocampo, Cristina Varela, Mario Traverso
Pags:14
31 lecturas
PDF
Estado de la desnutrición en un hospital general universitario de la ciudad granmense de BayamoIntroducción: La desnutrición hospitalaria (DH) es un problema frecuente de salud que suele asociarse con una morbimortalidad elevada y costos médicos aumentados. En Cuba, la tasa de DH es del 36.9 %. Objetivo: Determinar la prevalencia de la DH en el Hospital Provincial “Carlos Manuel de Céspedes”, de la ciudad de Bayamo (provincia de Granma, Cuba).  Diseño del estudio: Transversal, analítico. Serie de estudio: Ochenta y seis pacientes (Hombres: 57.0 %; Edad promedio: 55.8 ± 15.9 años; Edades ≥ 60 años: 40.7 %; Estadía hospitalaria > 7 días: 58.1 %) atendidos en las áreas clínicas y quirúrgicas del hospital entre los meses de Septiembre y Diciembre del 2018 (ambos inclusive). Métodos: El estado nutricional del enfermo fue calificado mediante la Encuesta Subjetiva Global (Detsky et al., 1987). La prevalencia de la DH se estimó de la suma de los puntajes (B + C) de la ESG. Resultados: La tasa de DH fue del 44.2 %. El 17.4 % de los enfermos encuestados estaba gravemente desnutrido. La tasa de DH ajustada según el problema de salud fue como sigue (en orden descendente): Enfermedades orgánicas crónicas: 100.0 %; Otras afecciones: 100.0 %; Afecciones respiratorias: 50.0 %; Enfermedades gastrointestinales: 47.1 %; Cáncer: 44.4 %; Afecciones ortopédicas: 33.3 %; Diabetes mellitus: 25.0 %; y Enfermedades del corazón y vasos sanguíneos: 22.2 %; respectivamente. La DH se distribuyó de forma uniforme entre los distintos servicios de ingreso de la institución (en orden descendente): Cuidados intensivos: 56.5 %; Cirugía General: 44.4 %; Cardiología: 37.5 %; y Medicina Interna: 33.3 %; respectivamente. La DH se asoció con estadías hospitalarias prolongadas (Estadía hospitalaria: No desnutridos: 9.3 ± 6.4 días vs. Desnutridos: 17.8 ± 19.9 días (D = -8.5; t-Student = -2.779; p < 0.5; test t-Student para la comparación de muestras independientes). La DH fue (casi) universal entre aquellos con > 30 días de hospitalización, a pesar de constituir menos de la décima parte de la población hospitalaria. Conclusiones: La desnutrición es un problema frecuente en el HGUCMC. Se hace necesario diseñar, implementar y conducir un programa de atención nutricional en la institución para la contención de la DH.
Julia Matilde Pupo Jiménez, Eduardo Valdés Bencosme
Pags:13
27 lecturas
PDF
Sobre el estado de los cuidados nutricionales en un hospital general universitario de la ciudad granmense de BayamoIntroducción: La tasa corriente de desnutrición en el Hospital General Universitario “Carlos Manuel de Céspedes” (Bayamo, Granma, Cuba) es del 44.2%. Esta tasa podría reflejar falencias y precariedades en la provisión de cuidados nutricionales al enfermo durante el ingreso. Objetivo: Describir el estado corriente de los cuidados nutricionales que se le ofrecen al enfermo atendido en el Hospital General Universitario “Carlos Manuel de Céspedes” (HGUCMC). Locación de estudio: Hospital General Universitario “Carlos Manuel de Céspedes” (Bayamo, Granma, Cuba). Serie de estudio: Ochenta y seis pacientes (Hombres: 57.0 %; Edad promedio: 55.8 ± 15.9 años; Estadía hospitalaria promedio: 13.0 ± 14.6 días) ingresados en el hospital entre los meses de Septiembre y Diciembre del 2018 (ambos inclusive). Métodos: Las historias clínicas de los pacientes encuestados fueron auditadas en relación con el reconocimiento de la presencia de trastornos nutricionales en el enfermo, la conducción de ejercicios de evaluación nutricional, el uso de la vía oral para el sostén del estado nutricional, y la prescripción de terapias nutricionales (suplementación nutricional oral incluida). Resultados: El 23.3 % de los pacientes encuestados llenaba alguna de las 11 indicaciones para la implementación de un programa especificado de terapia nutricional (mediana de las observaciones; rango de las observaciones: 12.8 % – 46.5 %). Sin embargo, la tasa promedio de uso de las terapias nutricionales fue del 13.0 % (mediana de las observaciones; rango de las observaciones: 0.0 % – 62.5 %). Conclusiones: La cuarta parte de los pacientes ingresados en el HGUCMC llena alguna indicación para el uso de una terapia nutricional especificada. Sin embargo, apenas la décima parte de ellos se beneficia de las mismas terapias. Se requiere la definición e implementación de políticas nutricionales de alcance institucional para remediar las falencias encontradas.
Julia Matilde Pupo Jiménez, Eduardo Valdés Bencosme
Pags:11
37 lecturas
PDF
Sobre las asociaciones entre la actividad física y la adiposidad corporal del personal académico y administrativo de una universidad ecuatorianaJustificación: El sedentarismo podría propender al exceso de peso y la obesidad abdominal en el personal académico y administrativo de las universidades. Objetivo: Estimar la influencia de la actividad física sobre indicadores de adiposidad global y regional en los docentes y empleados de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (ESPOCH) de Riobamba (Ecuador). Diseño del estudio: Transversal, analítico. Serie de estudio: Ciento cincuenta sujetos (Edad promedio: 45.0 ± 8.3 años; Hombres: 58.7 %; Docentes: 48.7 %). Métodos: Se evaluó la influencia de la actividad física del sujeto sobre el Índice de Masa Corporal (IMC), la circunferencia de la cintura (CC), el índice cintura-talla (ICT), y el índice cintura-cadera (ICCad). Las asociaciones de interés se ajustaron según el sexo y la profesión del sujeto. Resultados: La actividad física se calificó como sigue: “Muy suave”: 38.7 %; “Suave”: 32.0 %; “Moderada”: 25.3 %; y “Vigorosa”: 4.0 %. La adiposidad corporal se comportó como sigue: IMC: 31.1 ± 6.4 kg.m-2; CC: 100.5 ± 13.7 cm; ICT: 0.63 ± 0.10; e ICCad: 0.95 ± 0.09. Los estados alterados de la adiposidad corporal fueron como sigue: Exceso de peso: 85.3 %; Obesidad: 53.3 %; CC > Punto de corte: 95.3 %; ICCad > 1.0: 39.3 %. Solo la CC y el ICCad se asociaron univariadamente con la actividad física del sujeto, pero estas asociaciones pueden estar oscurecidas por la plausibilidad de los datos. La maquinaria logística reveló que el sexo y la profesión del sujeto pueden influir independientemente en las asociaciones que puedan establecerse en la actividad física y la adiposidad corporal. Conclusiones: El sexo y la profesión del sujeto pueden determinar tanto la intensidad de la actividad física como el comportamiento de la adiposidad corporal. Una menor actividad física también influiría por sí misma en la aparición del exceso de peso y la obesidad abdominal.
Eulalia Terecita Santillán Mancero
Pags:16
95 lecturas
PDF
Cambios antropométricos en pacientes sujetos a dermolipectomía abdominal combinada con liposucción de los flancos anterolateralesIntroducción: La dermolipectomía abdominal combinada con liposucción de los flancos (DLA + LF) se propone para la corrección estética del abdomen flácido y la lipodistrofia de los flancos. La DLA + LF puede modificar el tamaño de los panículos adiposos subcutáneos del torso. Objetivo: Determinar los cambios antropométricos siguientes a la DLA + LF y tras 12 meses de evolución postquirúrgica. Locación del estudio: Servicio de Cirugía Plástica y Caumatología, Hospital Clínico-quirúrgico “Hermanos Ameijeiras” (La Habana, Cuba). Diseño del estudio: Longitudinal, prospectivo. Serie de estudio: Treinta mujeres (Edad promedio: 37.1 ± 9.4 años) atendidas en el Servicio entre Septiembre del 2016 y Septiembre del 2018 (ambos incluidos) por deformidad abdominal y grados leves + moderados de lipodistrofia de los flancos anterolaterales. La tasa de complicaciones postquirúrgicas fue del 13.3 %. Se registraron los cambios ocurridos en las circunferencias anatómicas del torso 30 días después de la cirugía y tras 12 meses de evolución. Resultados: El 96.7 % de las mujeres operadas quedó satisfecha con los resultados de la DLA + LF. El objetivo estético propuesto se alcanzó en el 90.0 % de las instancias. El cambio observado en las circunferencias anatómicas del torso 30 días después de la DLA + LF fue como sigue: Epigástrica: -6.3 %; Umbilical: -9.5 %; y Suprapúbica: -5.5 %; respectivamente (todos los cambios: p < 0-05; test t-Student de comparación de medias apareadas). A los 12 meses tal cambio fue de la manera siguiente: Epigástrica: -9.2 % (D = -2.9 % respecto de la primera evaluación; p < 0.05); Umbilical: -11.9 % (D = -2.4 %; p < 0.05); y Suprapúbica: -6.3 % (D = -0.8 %); respectivamente. Conclusiones: La DLA + LF es seguida de una reducción significativa de las circunferencias anatómicas del torso 30 días después de la cirugía. Sin embargo, la reducción observada se aminora con el transcurrir del tiempo, y puede ser mínima en la circunferencia suprapúbica. Los cambios en la silueta corporal de la mujer pudieran no ser satisfactorios si no se introducen cambios en los estilos de vida, entre otros aspectos.
Heizel Escobar Vega, Luz Marina Miquet Romero, Fabiola Lucía Hernández Solarte, Alexey Exposito Jalturin
Pags:10
19 lecturas
PDF
Sobre la asociación entre los eventos clínicos de los pacientes trasplantados renales y la composición corporalIntroducción: El estudio de la composición corporal del nefrópata que ha sido trasplantado es un elemento importante de la evaluación nutricional, y se encamina a detectar la repercusión de varios eventos clínicos que a través de la inflamación (como factor fisiopatológico integrador) pueden generar trastornos nutricionales y con ello un riesgo mayor para una evolución desfavorable. Objetivo: Estimar las asociaciones que puedan existir entre la composición corporal del nefrópata trasplantado (NT) y factores demográficos y clínicos selectos. Diseño del estudio: Prospectivo, transversal, analítico. Serie de estudio: Ochenta y ocho NTs (Hombres: 57.9 %; Edad promedio: 46.2 ± 11.4 años; Edades ≥ 60 años: 12.5 %; Donante cadáver: 81.8 %; Tiempo de realizado del trasplante renal: 6.1 ± 5.8 años; eFG promedio: 49.0 ± 16.7 mL.minuto-1 * m2 de superficie corporal; eFG < 60 mL.minuto-1: 73.8 %) con un año (o más) de vida del injerto renal; que eran tratados con la combinación prednisona + ciclosporina A + micofenolato de mofetil; y que no presentaron intercurrencias en el momento de la investigación. Métodos: La composición corporal del NT se reconstruyó mediante bioimpedancia eléctrica (BIE) de arco inferior, y se describió con un modelo tetracompartimental: Peso corporal = Masa grasa + Proteínas + Minerales + Agua corporal total. Se hicieron previsiones adicionales para la grasa visceral (GV). El tamaño de los compartimientos corporales se correlacionó con el sexo y la edad del sujeto, el tipo de donante del órgano, el tiempo transcurrido del trasplante, la tasa de filtración glomerular, y el Índice de Masa Corporal (IMC) como indicador de adiposidad corporal global. Resultados: La composición corporal del NT fue como sigue: Peso corporal: 70.4 ± 16.3 kg; IMC: 25.1 ± 5.1 kg.m-2; ICT: 0.54 ± 0.08; Grasa corporal: 24.5 ± 11.1 % del peso corporal; Proteínas: 18.1 ± 4.3 %; Minerales: 3.8 ± 0.5 %; y Agua corporal total: 53.6 ± 7.2 %; respectivamente. El tamaño de la masa magra fue del 75.5 ± 13.9 %. La GV fue de 7.5 ± 4.1 kg. La GC fue dependiente del sexo del NT: Hombres: 19.0 ± 7.8 % vs. Mujeres: 32.1 ± 10.4 % (D = -13.1 %; p < 0.05). Se encontraron relaciones circulares entre la GC, el IMC, el ICT y la GV. El cambio en la GC se trasladó a cambios en el agua corporal y el contenido corporal de proteínas. Conclusiones: El tamaño corriente de los compartimientos corporales en los NTs solo podría explicarse por el sexo del sujeto. Una GC aumentada se asoció con valores mayores del IMC, el ICT y la GV.
Geraldo Borroto Díaz, Judith Gudelia Alanes Sirpa, Malicela Barceló Acosta
Pags:19
20 lecturas
PDF
Sobre el estado de la función tiroidea en la enfermedad renal crónicaIntroducción: La Enfermedad Renal Crónica (ERC) se ha convertido en un problema global de salud pública que afecta a muchos países, razón por la cual ha sido integrada dentro de la llamada “epidemia del Siglo XXI”. La ERC puede progresar a la Insuficiencia Renal Crónica Terminal (IRCT), y con ello, aumentar los requerimientos de terapias sustitutivas como la diálisis y el trasplante renal (TR). La ERC suele asociarse con depleción de la masa magra corporal, desnutrición energético-nutrimental (DEN), inflamación y resistencia a la insulina; y todo ello, a su vez, con una elevada morbimortalidad cardiovascular. La ERC, y los cambios que conlleva en la economía, activa diferentes mecanismos compensatorios mientras desregula otros, lo que termina por afectar a (casi) todos los órganos y sistemas corporales, lo cual contribuye de forma independiente a la mortalidad observada. El eje hipotálamo-hipófisis-tiroides podría ser uno de los más afectados. La azotemia, la acidosis metabólica, y la inflamación podrían desencadenar un estado de resistencia a la acción de las hormonas tiroideas. Objetivos: Evaluar el estado de la función tiroidea en el nefrópata crónico. Locación del estudio: Servicio de Nefrología, Hospital Clínico quirúrgico “Hermanos Ameijeiras” (La Habana, Cuba). Diseño del estudio: Transversal, descriptivo. Serie de estudio: Sesenta y cinco pacientes (Hombres: 50.8 %; Edad promedio: 54.5 ± 15.7 años; Edades ≥ 60 años: 43.1 %; Causa de la ERC: Glomerulopatías crónicas: 32.2 %; Hipertensión arterial: 29.2 %; Diabetes mellitus: 15.4 %; Enfermedad renal poliquística: 13.8 %; Tiempo de evolución de la ERC: 13.2 ± 11.0 años; Estadio de la ERC: IV: Prediálisis: 16. 9 % vs. V: Diálisis: 83.1 %) atendidos entre los años 2015 – 2016. Métodos: Se determinaron las concentraciones séricas de la hormona estimuladora del tiroides (TSH), y las hormonas tiroideas tri-iodotironina (T3) y tiroxina (T4). Resultados: Los valores promedio de las hormonas ensayadas fueron como sigue: TSH: 3.7 ± 3.3 UI.mL-1; T3: 1.3 ± 1.2 nmol.L-1; y T4: 126.5 ± 56.5 nmol.L-1; respectivamente. Los estados alterados de las hormonas ensayadas se comportaron de la manera siguiente: TSH > 3.5 UI.mL-1: 35.4 %; T3 < 1.5 nmol.L-1: 60.0 % vs. T3 > 3.4 nmol.L-1: 7.2 %; y T4 < 50.0 nmol.L-1: 3.1 % vs. T4 > 150.0 nmol.L-1: 29.0 %; respectivamente. Los cuadros de disfunción tiroidea fueron como sigue: TSH aumentada: 21.5 %; T4 disminuida (independientemente de la TSH): 10.8 %; Hormonas tiroideas aumentadas (sin cambios en la TSH): 38.5 %; y T3 disminuida (como hallazgo único): 44.6 %. La plausibilidad de los datos impidió evaluar las asociaciones entre las características demográficas y clínicas de la serie de estudio y los cuadros de la disfunción tiroidea. Conclusiones: El aumento de las hormonas tiroideas (independientemente de los cambios en la TSH) y la disminución de la T3 (como hallazgo único) fueron los cuadros de disfunción tiroidea encontrados entre los nefrópatas crónicos.
Iris de la Caridad Pérez Sobrino, Celia Alonso Rodríguez, Miroslaba Dalas Guiber
Pags:16
19 lecturas
PDF

Reporte Especial

Sobre el estado de los grupos de apoyo nutricional en los hospitales de CubaIntroducción: La intervención de la desnutrición hospitalaria (DH) y la provisión de cuidados alimentarios y nutricionales al enfermo conllevan la incepción y gestión de una organización multi-, inter- y transdisciplinaria dedicada exclusivamente a tales fines. El grupo de apoyo nutricional ha sido propuesto como tal organización. Objetivo: Presentar el estado corriente de los GAN que operan en los hospitales de Cuba. Diseño del estudio: Encuesta multicéntrica, transversal. Métodos: Se identificaron 11 hospitales que cuentan con un GAN. Los gestores del GAN respondieron una encuesta de 12 ítems sobre la estructura del grupo, los procesos implementados para la prestación de cuidados alimentarios y nutricionales, y los resultados del GAN en las esferas asistencial, docente e investigativa. Resultados: El GAN está compuesto (como promedio) por 5 especialistas. El 47.5 % de estos especialistas trabajan en el GAN con dedicación exclusiva, y el 48.5 % declaró haber completado distintas formas de capacitación en temas de Alimentación y Nutrición. El 81.8 % de los GAN encuestados está encabezado por un médico. El 72.7 % de los grupos dispone de un local propio. El 81.8 % tiene conexión a la red INFOMED, mientras que un 72.7 % cuenta con conexión propia a INTERNET. El 90.9 % de los GAN tiene instalado servicio de telefonía local y larga distancia nacional (LDN), y el 81.8 % cuenta con un buzón de correo electrónico. El 90.9 % de los GAN encuestados cuentan con un protocolo/guía/manual para el diagnóstico/seguimiento/intervención de los pacientes, así como con archivos y gabinetes para el almacenamiento/conservación de las historias clínicas de los pacientes vistos por el grupo. El 54.5 % de los grupos cuenta con una base de datos computarizada para el registro de los datos colectados durante la intervención nutricional en el enfermo, y las incidencias relativas a la misma. El 90.9 % de los GAN encuestados conduce un programa de alcance institucional de educación continuada y capacitación en Nutrición clínica y hospitalaria. Los GAN encuestados han atendido el 26.7 % de los ingresos hospitalarios reportados en el último año de actividades. La tasa de administración de los distintos ejercicios de la actuación nutricional fue como sigue: Evaluación nutricional: 93.5 %; Prescripción dietética: 27.6 %; Suplementación vitamino-mineral: 44.2 %; Nutrición enteral: 17.3 %; y Nutrición parenteral: 8.5 %; respectivamente. Las enfermedades respiratorias (12.1 % de los pacientes atendidos), los tumores malignos (26.0 %), y las enfermedades del Sistema Nervioso Central (10.0 %) fueron las 3 primeras causas de la actuación del GAN. La actuación del GAN fue menor en las enfermedades del corazón y los grandes vasos (16.1 %), la Diabetes mellitus (10.7 %) y el politraumatismo de elevada complejidad (3.3 %) que emergieron como las tres primeras causas de mortalidad dentro de la serie de estudio. La publicación de las experiencias y los saberes acumulados en el desempeño de los GAN hospitalarios es desigual de institución a institución. Conclusiones: La extensión, magnitud, ramificaciones y repercusiones de la DH obliga a la incepción y la gestión de organizaciones institucionales capaces de lidiar efectivamente con la misma. La estructura técnica y documental del GAN hospitalario debe mejorarse para absorber una cuota mayor de asistencia. La adopción de alianzas con actores extrahospitalarios también servirá para que el GAN hospitalario alcance mayores cotas de efectividad asistencial. Se debe promover a la vez que proteger la labor investigativa de los GAN hospitalarios.
Sergio Santana Porbén
Pags:21
36 lecturas
PDF

Revisión temática

Sobre los factores de riesgo del bajo peso al nacerEl bajo peso al nacer (BPN) sigue siendo un problema global de salud pública, a pesar de los esfuerzos hechos para el tratamiento y la prevención de esta condición. El BPN es la resultante de complejas (y en ocasiones) redundantes interacciones sostenidas entre factores maternos, fetales e intrauterinos. La constitución genómica de la madre, la edad, la historia gineco-obstétrica, las influencias ambientales y culturales a las que la misma está sujeta; junto con los estilos de vida y los hábitos dietéticos, alimentarios y de actividad física que exhibe, pueden determinar el riesgo de ocurrencia del BPN. Sobre lo anterior se superponen el estado nutricional, la presencia de anemia y las enfermedades crónicas no transmisibles, y las infecciones sistémicas y locales. Por otro lado, la calidad del ambiente intrauterino, el estado de la irrigación sanguínea, la deprivación nutrimental, la inflamación y la resistencia a la insulina también pueden afectar el crecimiento fetal y la acreción tisular durante el embarazo. No se pueden pasar por alto los accidentes periobstétricos como la ruptura prematura de membranas, la placenta previa, y el sangramiento intraplacentario. En muchas ocasiones el BPN se asocia con la prematuridad, concurrencia que hace aún más compleja la actuación médico-terapéutica. Muchos de los factores de riesgo del BPN serían susceptibles de ser modificados primero, y prevenidos después, mediante intervenciones nutricionales y metabólicas orientadas a asegurar una ganancia adecuada de peso durante el embarazo, y corregir estados deficitarios de nutrientes como la anemia ferripriva. La presencia del nutricionista en los equipos de atención de la mujer embarazada haría posible la implementación de conductas dietéticas saludables y la adopción de políticas adecuadas de protección alimentaria y suplementación vitamino-mineral desde el mismo momento de la captación del embarazo. Asimismo, el acompañamiento del embarazo por el(la) nutricionista serviría para identificar tempranamente y corregir oportunamente las desviaciones que ocurran en el programa implementado de intervención alimentaria, nutrimental y metabólica. A medida que la mortalidad infantil se concentra en los grupos vulnerables expuestos más arriba, urge la incorporación del(la) nutricionista como un actor más (tal vez determinante) de los equipos de atención y cuidado de la mujer embarazada.
Abigalys López González
Pags:23
60 lecturas
PDF
Sobre la anemia en las edades infantiles en el Ecuador: Causas e intervenciones correctivas y preventivasLos estados deficitarios de hierro y la anemia suelen afectar a la cuarta parte de la población ecuatoriana. La anemia se reparte de forma desigual entre los estratos etarios del país, la región geográfica de pertenencia, y el área de domicilio; y suele ser prevalente entre los menores de 5 años de edad y los escolares, en las provincias andinas, y en los ámbitos rurales. Las causas de la anemia son diversas, y recorren desde el parasitismo y la inflamación sistémica hasta la presencia limitada del hierro en los alimentos ingeridos por personas y comunidades, la biodisponibilidad del mineral, las prácticas alimentarias, y la baja adherencia a los programas de protección alimentaria y de suplementación nutrimental. La anemia puede tener un costo humano en años perdidos por discapacidad intelectual y retraso escolar. La anemia también tendría un costo económico en pérdida de recursos humanos y afectación del desarrollo económico del país. El Gobierno y el Estado ecuatorianos conducen varios programas de suplementación nutrimental con sales de hierro y micronutrientes, pero la efectividad de los mismos se ve limitada por la ausencia de personal calificado que verifique la continuidad de los mismos en el tiempo. Urgen medidas y esfuerzos para incrementar la adherencia de la población ecuatoriana a los programas de protección alimentaria y suplementación nutrimental, sobre todo en los sectores más vulnerables; elevar la percepción de riesgo sobre los efectos deletéreos de la anemia en los niños menores de 5 años y los escolares; y colocar el personal debidamente entrenado y capacitado al frente de tales programas para una mejor gestión de los mismos, así como la evaluación permanente del impacto y la efectividad de las intervenciones hechas.
Pamela Alejandra Ruiz Polit, Sarita Lucila Betancourt Ortiz
Pags:18
236 lecturas
PDF

Comunicación Breve

Mabel Cillero Romo
Pags:5
18 lecturas
PDF
Magaly Marrero García, Lucrecia Cabrera Solís, Ibis de la Caridad Maceira Delgado, Vivian de Greta Bermúdez Linares
Pags:5
33 lecturas
PDF

Pautas para la actuación

Una propuesta metodológica para la capacitación de los docentes en el reconocimiento del estado nutricional de los estudiantes y la identificación de trastornos nutricionalesJustificación: El estado nutricional es determinante en el rendimiento cognitivo, intelectual y conativo durante el tránsito de los niños y adolescentes por la escuela. Sin embargo, los escolares se encuentran en riesgo incrementado de trastornos nutricionales como la anemia secundaria a estados deficitarios de hierro, el hipotiroidismo, la ceguera nocturna, y la detención de la curva de crecimiento lineal (que se expresa por una talla insuficiente para sexo y la edad de referencia). También los escolares pueden estar en riesgo de exceso de peso, obesidad y enfermedades crónicas derivadas de la inflamación y la resistencia a la insulina. La presencia de trastornos nutricionales en el escolar puede afectar la capacidad del mismo para aprender y adquirir habilidades a desplegar en la adultez. Los trastornos nutricionales de la infancia y la adolescencia pueden también afectar el capital intelectual, científico y económico del país. A pesar de lo anteriormente dicho, los docentes fallan en reconocer la existencia de trastornos nutricionales en los escolares, con lo que se pierden oportunidades para la intervención oportuna, la corrección y la prevención en última instancia. En consecuencia, se espera que un programa de capacitación en temas de Alimentación y Nutrición le sirva al personal docente para identificar tempranamente, e intervenir creativamente, los trastornos nutricionales que puedan presentarse en el escolar, y de esta manera, asegurar el rendimiento físico-intelectual del mismos. Objetivo: Exponer una propuesta metodológica para la capacitación del personal docente en el reconocimiento del estado nutricional del escolar, y la identificación de los trastornos nutricionales que en ellos puedan presentarse. Métodos: La propuesta metodológica desarrollada y expuesta en este ensayo previó la impartición de contenidos sobre la alimentación saludable, los cambios físicos, mentales e intelectuales que experimenta el escolar durante la niñez y la adolescencia, los requerimientos nutrimentales en cada etapa de la vida, y nociones del metabolismo y utilización de los nutrientes. Estos contenidos se complementaron con pautas para la evaluación del estado nutricional del escolar, el reconocimiento de los estados de deficiencias nutrimentales, el diagnóstico de los distintos fenotipos nutricionales como la detención del crecimiento lineal, la emaciación y la anemia; y la aparición y evolución del exceso de peso y la obesidad en las edades infanto-juveniles. Un cuarto bloque de temas y contenidos fue dedicado a las intervenciones alimentarias, nutrimentales y metabólicas de los trastornos nutricionales encontrados más frecuentemente en los escolares, y que se extendió a la suplementación vitamino-mineral y la promoción del ejercicio físico. La propuesta metodológica prevé instrumentos evaluativos de la inculturación de tales contenidos por el personal docente, la realización de talleres de capacitación de los docentes, el acompañamiento de los mismos durante la implementación de los contenidos impartidos en las escuelas, y el examen del impacto de la capacitación recibida por el docente en el ritmo de aprendizaje y adquisición de nuevas habilidades por parte de los escolares. Conclusiones: La capacitación del personal docente en contenidos mínimamente necesarios de Alimentación y Nutrición en las edades escolares para el mejor reconocimiento del estado nutricional y la identificación, corrección y prevención de trastornos nutricionales puede ser una oportunidad para forjar alianzas entre distintos actores e instituciones de la comunidad como la escuela, la familia y las autoridades sanitarias en aras de garantizar el correcto aprendizaje del alumno, y la incorporación de las requeridas competencias y habilidades para un mejor desempeño en la edad adulta y durante la vida laboral.
Rita de la Asunción Coronel del Castillo
Pags:14
341 lecturas
PDF

Notas Estadísticas

Sobre la construcción de intervalos de referencia locales para la Cistatina C sérica según el sexo y la edad de adultos cubanosIntroducción: Se desea describir exhaustivamente el comportamiento de la cistatina C sérica (Cys C) en adultos cubanos aparentemente sanos y donantes voluntarios de sangre de acuerdo con el sexo y la edad. La Cys C sérica suele ser independiente del sexo y la edad durante la adultez. Objetivo: Describir el comportamiento de la Cys C sérica mediante ecuaciones predictivas que incorporen el sexo y la edad del adulto.  Diseño del estudio: Retrospectivo, analítico. Serie de estudio: Doscientos cincuenta adultos (Hombres: 50.0 %; Edad promedio: 27.9 ± 10.1 años) aparentemente sanos y donantes voluntarios de sangre. Métodos: Se construyeron los modelos de regresión lineal Y: Cys C sérica (mg.L-1) = α + β*Edad (años de vida del sujeto), con α, β: parámetros que describen el cambio en el analito según la edad, y separados para cada sexo. Resultados: La concentración sérica esperada de Cys C fue de 0.84 mg.L-1 para las mujeres con edades entre 18 – 50 años. La Cys C sérica tiende a disminuir con la edad en los hombres muestreados, si bien las diferencias pudieran ser solo de interés estadístico, y no reflejarían una propiedad biológica del analito. Conclusiones: Es posible estimar la concentración sérica esperada de Cys C en adultos cubanos a partir del sexo y la edad mediante ecuaciones predictivas construidas a partir de modelos de regresión lineal.
Dailén Darias Rivera
Pags:11
16 lecturas
PDF

Visión Personal

Humberto Arenas Márquez
Pags:5
20 lecturas
PDF

Carta al Editor

Isabel Guadalupe Calvo Higuera, Andrea Gómez Carrillo
Pags:2
22 lecturas
PDF

Obituario

Sergio Santana Porbén
Pags:3
15 lecturas
PDF